PARA LA CNT “NADA HA CAMBIADO EN POLÍTICA DE EMPLEO” DEL AYUNTAMIENTO. CALIFICAN DE “FALACIA PROPAGANDÍSTICA” LAS DECLARACIONES DEL CONCEJAL DE PERSONAL

371

Manifa 1 de Mayo CNT 2016

6 NOVIEMBRE 2016 /

El Núcleo Confederal de la CNT en Castro Urdiales ha emitido un comunicado en el que repasan “el reciente revuelo mediático en torno a una contratación de relevo por jubilación para los servicios del Ayuntamiento, que ha conseguido volver a poner en portada el asunto del empleo municipal, ya que, a pesar de la vendida recuperación que los panfletistas del régimen tratan de vender, lejos de mejorar, es un problema que se agrava y que sigue levantando ampollas entre los ciudadanos”.

A juicio de CNT, “todo este asunto de la contratación, en apariencia polémica, aunque torpemente ejecutada por la empresa subcontratada (al no avisar con los 15 días de antelación a la subcontrata), cumple con las condiciones legales establecidas para estos casos, pero ha puesto de manifiesto que nada ha cambiado en política de empleo, pues el equipo de gobierno, aunque llegó al poder con el “cambio” por bandera, ya casi en el ecuador de su gobierno sigue los mismos criterios nefastos de los anteriores”.

El sindicato critica las declaraciones de Ignacio Garmendia: “a pesar de la falacia propagandística que ha lanzado el concejal de personal en las que alega que la política de contratación del ayuntamiento es la de utilizar al máximo posible medios propios, evitando la externalización, nada está más lejos de la realidad. El ayuntamiento sigue externalizando servicios por norma, como hemos visto en el caso de los conserjes, y la contratación de un operario por medio de las bolsas de trabajo municipales (existentes desde el 2014) es la excepción obligada al no ser posible la externalización de dicha contratación, pues ante la jubilación parcial de una trabajadora municipal el Ayuntamiento debía cubrir el puesto con un contrato relevo durante el tiempo que dure esa situación temporal”.

Desde CNT creen que “la tónica general en materia de contratación municipal ha de ser la de la contratación directa. Estableciendo unos procesos de contratación democráticos, transparentes, justos, equitativos y rotativos. No debemos olvidar que estas políticas de subcontratas favorecen el clientelismo y la corrupción por un lado y buscan reducir costes al contratante por otro y que, por lo tanto, repercuten negativamente en los trabajadores en términos de precariedad, explotación e inseguridad”.

El sindicato anarquista considera que la política de contratación municipal “ha de ir encaminada hacia las propuestas que tanto la CNT como la Asamblea Contra El Paro propusieron en su día, que son la de la creación de bolsas de trabajo con carácter rotativo, transparentes, de las que los trabajadores formaran parte sin la necesidad de hacer exámenes, al tiempo que se tienen en cuenta criterios económicos o sociales”.

Concluyen recordando que “mientras no se cambien los criterios en materia de empleo en esta línea, tal y como en su día el partido del actual equipo de gobierno municipal se comprometió para ganar las elecciones y que a día de hoy parecen haber olvidado, la percepción de muchos seguirá siendo la misma: la decepción, la sospecha y la desconfianza, pues todo sigue igual que antes, decorado con las mismas falsas promesas y propaganda de siempre”.