EL PÁRROCO DE CASTRO REPASA LAS OBRAS QUE SE ESTÁN EJECUTANDO EN LA IGLESIA DEL SAGRADO CORAZÓN Y QUE ESTÁN A PUNTO DE FINALIZAR

ALEJANDRO CASTILLO CREE QUE "SERÍA IDEAL IR UN POCO MÁS RÁPIDO Y MÁS EN PROFUNDIDAD" EN LA REPARACIÓN DE SANTA MARÍA 

645

Están a punto de finalizar las obras de mejora que se están realizando en la Iglesia del Sagrado Corazón y, de hecho, ya ha comenzado la retirada de buena parte del andamiaje que se había instalado. Como ha detallado en Castro Punto Radio el párroco Alejandro Castillo, “los trabajos comenzaron el 7 de enero, aunque ya en agosto empezamos a dar los primeros pasos en cuanto a la tramitación de permisos y presupuestos”.

Ha afirmado que, “hacía muchos años que no se daba un repaso en profundidad al tejado y era necesario. Había algunos canalones desprendidos, alguna gotera dentro del templo, muchas tejas rotas y movidas y gran vegetación, sobre todo, en la torre, a donde creemos que no se había subido nunca”.

Lo que se ha hecho es “retejar la cubierta, limpiar los canalones y poner nuevos donde ya no los había y se ha aprovechado que estaban puestos los andamios para pintar las 34 ventanas de madera que hay. Se han reajustado los marcos, se les han dado dos manos de pintura y se han reparado algunos cristales que estaban rotos. También hemos pintado las puertas de la iglesia y la verga”.

El coste de estos trabajos, que se estima en unos 45.000 euros, lo afronta la Parroquia. “A finales de agosto se hizo una colecta con este fin y, después, hemos recibido también ciertos donativos de personas particulares. En unos 15 o 20 días, realizaremos otra colecta”.

Al margen de estas obras, que están casi concluidas, “hace unos años que estamos realizando pequeñas intervenciones en el interior de la iglesia. Se han restaurado las dos imágenes del Altar Mayor y las que hay a la entrada, se hicieron arreglos en la Sacristía donde había una serie de humedades y se han colocado barandillas en las puertas laterales”.

IGLESIA DE SANTA MARÍA

Sobre la Iglesia de Santa María, el párroco ha asegurado que “resulta evidente el estado en el que está y el problema que tiene pero, en este caso, estamos hablando de otra dimensión por su valor artístico, la antigüedad, tamaño e importancia. Aquí entran en juego Patrimonio, el Gobierno de Cantabria y otras instituciones públicas, que son las que toman las decisiones”.

Ha reconocido que, en la reparación de la iglesia, “sería ideal ir un poco más rápido y, además, más en profundidad. No obstante, en el fondo es una cuestión también económica porque son desembolsos muy grandes y, como el nuestro, hay otros templos que están en una situación parecida y que también necesitan obras”.

Y es que, “el mantenimiento de una iglesia como la de Santa María es continuo y estamos hablando de un gasto constante que no es pequeño. Siempre me viene a la mente la catedral de Colonia en Alemania en la que tienen una empresa contratada fija para el mantenimiento. Sus dimensiones son, más o menos, en las que se mueve Santa María”.

Castillo confía en que los arreglos de la iglesia vayan cogiendo ritmo y, mientras tanto, “nosotros seguiremos haciendo lo que podamos y sea asequible, siempre teniendo en cuenta que no podemos tocar nada sin tener permisos”. Ha recordado cómo hace un tiempo “cambiamos toda la iluminación del interior, que estaba obsoleta”.