EL PARTIDO POPULAR PRESENTA UNA PROPOSICIÓN EN EL PARLAMENTO PARA MOSTRAR EL RECHAZO AL CIERRE DEL CENTRO DE DÍA DE CASTRO URDIALES

ADEMÁS, SOLICITAN QUE EL GOBIERNO REGIONAL "GARANTICE LOS PUESTOS DE TRABAJO Y BUSQUE UNA ALTERNATIVA CUANDO COMIENCEN LAS SUPUESTAS OBRAS DE REMODELACIÓN"

643

Los populares han presentado una proposición no de ley en la que proponen que la Cámara regional exprese su rechazo al cierre; además instan al Gobierno a garantizar la permanencia de los puestos de trabajo y a buscar una alternativa provisional cuando comiencen las “supuestas” obras de remodelación

La diputada del PP, Isabel Urrutia, resalta que “es necesario que la actividad de atención diurna se siga manteniendo en la ciudad durante todo el tiempo que se pueda”.

En su exposición de motivos, los populares indican que “si nada lo impide, el Gobierno de Cantabria tiene previsto cerrar el centro de día de Castro Urdiales el 31 de diciembre, obligando a una treintena de usuarios en situación de dependencia a desplazarse a otros centros fuera de la ciudad y provocando que una docena de trabajadores pierdan sus puestos de trabajo”.

Por ello, el Grupo Parlamentario Popular considera que “el Parlamento tiene que parar el cierre del centro de día de Castro Urdiales”, por lo que ha presentado una proposición no de ley para que la Cámara regional exprese su rechazo y para que inste al Gobierno a mantenerlo abierto y garantizar la continuidad del servicio hasta el día anterior al comienzo de las obras de remodelación del edificio.

Según ha explicado la diputada y portavoz del PP en materia de Políticas Sociales, Isabel Urrutia, “el Ejecutivo regional aduce para justificar el cierre un supuesto proyecto de obras que, ni tan siquiera se ha explicado, ni pedido licencias, ni el propio Gobierno sabe cuántas plazas públicas va a tener ni las fechas de inicio de los trabajos ni puesta en funcionamiento de la actividad”.

En opinión de Isabel Urrutia, se trata de “una ocurrencia, una excusa del Gobierno ante la decisión de la empresa adjudicataria de no prorrogar el servicio que presta en Castro desde el año 2014 a personas en situación de dependencia”, porque, según ha añadido, “esas supuestas obras están todavía sin proyectar”.

Unas obras que “según afirmó en sede parlamentaria la consejera de Empleo y Políticas Sociales, María Eugenia Gómez de Diego, durante la presentación de los presupuestos, consistirían en la construcción de una residencia y de rehabilitar el centro de atención diurna”, ha recordado Isabel Urrutia quien al respecto ha añadido que tuvo que “preguntar por el cierre porque a la consejera se le olvidó informar durante su intervención”.

“Una consejera que, el lunes pasado, dijo que el proyecto de residencia estaría para abril, por lo que es incomprensible y de todo punto rechazable que el centro se cierre el último día de diciembre”, ha subrayado Urrutia.

Tras recordar también que “la misma iniciativa ha sido aprobada por unanimidad en el pleno del Ayuntamiento de Castro, y que los grupos municipales se corresponden con la misma representación de partidos que hay en el Parlamento, a excepción de Vox”, la diputada del PP ha hecho hincapié en que la propuesta, además, “tiene como objetivo que el Parlamento inste al Gobierno a garantizar la permanencia de los puestos de trabajo actuales del centro de día, cuyo cierre afectaría a una docena de trabajadores; así como a buscar y habilitar en el mismo Castro Urdiales un centro de atención diurna que sirva de forma provisional para prestar el servicio durante el tiempo que duren las obras”.

Isabel Urrutia ha criticado la gestión del Gobierno de Cantabria a través de la dirección del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) que “ha llevado a esta situación de cierre inminente de un centro de día sin expediente previo alguno y sin estudiar otra posibilidad”.

“Es necesario que la actividad se siga manteniendo durante todo el tiempo que se pueda hasta que no comiencen las obras y hasta que no se justifique que las obras son incompatibles con el proyecto que se pretende hacer”, ha resaltado la diputada del PP.

Urrutia ha concluido diciendo que “todo esto se podría haber evitado licitando un nuevo contrato de concesión de servicios o utilizando los instrumentos normativos de que dispone el Gobierno para seguir prestando los servicios. Todavía estamos a tiempo de hacerlo”.