PODEMOS CASTRO INSISTE EN SU PROPUESTA DE ABRIR LA CALLE INACABADA QUE DISCURRE DE CHINCHAPAPA A COTOLINO

PARA ESTA FORMACIÓN "UN AÑO DESPUÉS, TODO CONTINUA IGUAL. ES DECIR, PEOR, PORQUE SE HA PERDIDO OTRO AÑO"

302

A finales de agosto de 2019, Podemos Castro propuso la apertura provisional del tramo sin concluir de la Avenida Chinchapapa, que discurre paralelo al Estadio Riomar, obra que quedó inacabada la legislatura pasada.

Se trata de un tramo de 50 metros de longitud que, para la formación morada, “supone un quebradero de cabeza para el acceso peatonal y de vehículos para el vecindario residente en esa zona de Cotolino y los usuarios del centro de Salud Cotolino. Podemos Castro proponía asfaltar lo que ahora es el camino peatonal, un lodazal en invierno y, si era necesario, ocupar de forma provisional un trozo de la zona superior del estadio Riomar hasta que se llegue a una solución definitiva a ese tapón anacrónico y antediluviano”.

Alejandro Fernández, concejal de Obras y Urbanismo, respondió a la propuesta de Podemos Castro indicando que “el equipo de gobierno no era partidario de soluciones provisionales ni de la ocupación parcial de un terreno municipal destinado para actividades deportivas”.

Según Podemos, “al equipo de gobierno no le gustaban entonces soluciones provisionales, pero aún no ha llegado una definitiva. Decidieron, junto  con la asesoría jurídica del Ayuntamiento que este tema se difería en el tiempo sin explorar ninguna otra posibilidad”.

Transcurrido un año desde la propuesta podemita, “la situación en ese lugar es exactamente la misma que entonces y un año después aún no se vislumbra una solución al problema. Es decir, se ha perdido un año, otro año más, en esta especie de enigma sin fin. Mientras, vecindario y usuarios del ambulatorio Cotolino, deben dar media vuelta al mundo para llegar a su destino”.

Por ello, Podemos Castro vuelve a insistir en su propuesta de entonces: construcción de una acera y asfaltado de dos carriles que permitan el tránsito peatonal y rodado con seguridad y apertura provisional del vial, con un matiz, no es necesario tocar el terreno de Riomar, con lo que desaparece cualquier impedimento o duda legal.

El espacio disponible “es suficiente tal y como está actualmente”. Podemos Castro ha medido en 8 metros y medio ese embudo en el lugar más estrecho, “espacio más que suficiente para colocar dos carriles de rodadura para vehículos, de 3 metros de anchura cada uno, y una acera de 2,5 metros de anchura para que los peatones puedan transitar con absoluta seguridad. Cuando se acabe el proceso judicial de la expropiación parcial de los garajes que bloquean esta obra, ya se podrá finalizar la calle tal y como está actualmente, es decir, 2 aceras, aparcamiento y 2 carriles”.

Concluye la formación morada reprochando “las contradicciones que ocurren porque el actual equipo de gobierno no desea soluciones provisionales y el anterior adoptó una solución provisional, pero, mientras tanto, el vecindario de la zona continúa siendo rehén de los caprichos de uno y otro equipo de gobierno. Porque soluciones definitivas, ninguna”.