EL PORTAVOZ DE EDUCACIÓN DEL PP EXPLICA PORQUE, ANTE UN CASO DE COVID, SE AÍSLA EL AULA EN COLEGIOS Y NO EN INSTITUTOS

ÁLVARO AGUIRRE ACUSA AL GOBIERNO REGIONAL DE "INCOMPETENCIA Y FALTA DE TRANSPARENCIA"

469

El Partido Popular presentó ayer en el Parlamento una moción en la que pedía al Gobierno la implantación de tres medidas concretas: que se publiquen en un plazo máximo de 15 días los planes de contingencia de los distintos centros educativos en la lucha contra el Coronavirus, una actualización diaria de contagios en cada colegio o instituto y las medidas a adoptar; y la necesidad de que las sustituciones de docentes sean exprés en ESO, Bachillerato y FP.

Moción que fue rechazada por los partidos que sustentan el Gobierno (PSOE y PRC), a los que los populares acusan de “falta de transparencia y desinformación a los ciudadanos, lo que consigue aumentar la preocupación”. Así  lo ha señalado en Castro Punto Radio el diputado del PP, Álvaro Aguirre.

Defiende que publicando diariamente los casos que se registran en cada centro educativo, las edades y los pasos que se dan para frenar el contagio, se solventarían muchas dudas entre los cántabros que, por ejemplo, se preguntan por qué se confinan aulas de Infantil y Primaria ante un positivo y no se actúa igual cuando el caso de Coronavirus se da en un instituto.

Aguirre ha explicado que, en base a los protocolos del Gobierno, “la diferencia fundamental es que las decisiones se toman atendiendo al distinto tipo de enseñanza que se frece en uno u otro centro. En Infantil y Primaria, las aulas son grupos burbuja, con alumnos que sólo se relacionan entre sí y con un único docente. En ESO, Bachillerato y FP no funciona así, no son grupos de convivencia estables puesto que los  profesores van rotando y también los estudiantes, que tienen materias optativas que rompen ese grupo de convivencia. Además, tienen permiso para salir del centro durante el recreo”. Con todo, Salud Pública “entiende que la forma más efectiva para detener un contagio en los grupos burbuja es aislar un aula, medida que se considera que no tiene sentido en etapas superiores”.

En estos casos, “en principio, los rastreadores trabajan de forma más intensa para ver los últimos pasos dados por el alumno positivo y, si ha habido un contacto más directo sin respetar las medidas de seguridad, se hacen pruebas PCR”.

En algunas ocasiones, la Consejería de Sanidad ha informado de confinamientos en aulas de secundaria o bachillerato. Entiende Aguirre que “puede deberse a que haya varios contagios en un aula o que existe un positivo en un docente”. En cualquier caso, ha insistido en que “la transparencia del Gobierno en estos casos es nula y esa desinformación aumenta la preocupación ciudadana”.

Ha lamentado que “la improvisación en muchos temas es la tónica del Gobierno, en el que existe una total incompetencia. Nadie se quiere poner al timón de esta crisis en cuanto al apartado educativo se refiere”.