EL PRESIDENTE DEL SÁMANO NO ENTIENDE EL VOTO NEGATIVO DE PARTIDOS DE LA OPOSICIÓN AL PRESUPUESTO PARA EL NUEVO CAMPO DE VALLEGÓN

"TRAS LA OBRA SERÁ UNA INSTALACIÓN MUNICIPAL EN LA QUE PODRÁ JUGAR TODO EL QUE QUIERA EL AYUNTAMIENTO, COMO OCURRE EN MIOÑO ESTACIÓN"

555

El pleno del Ayuntamiento de Castro aprobó, el pasado martes, una modificación presupuestaria para incrementar en 375.000 euros la partida para la primera fase de las obras de remodelación del campo de fútbol de Vallegón, en Sámano.

Ese importe se suma al presupuesto ya consignado de 470.000 euros que aporta el consistorio castreño, al quedarse corto, y otros 200.000 de la mano de una subvención del Gobierno de Cantabria.

El punto fue aprobado en la sesión plenaria con los votos a favor del equipo de Gobierno, en contra del PRC y CV y las abstenciones del PP y Podemos. Fue necesario el voto de calidad de la alcaldesa al producirse un empate.

El presidente de la UD Sámano, Joseba Fernández, se ha mostrado sorprendido por el voto negativo o abstención de los partidos de la oposición, e indignado por las palabras de CastroVerde en el pleno, al decir que “se destina una cantidad ingente de dinero para mejorar un campo que gestiona un club en concreto y que es un coto privado”.

“No puedes llegar a un pleno y decir lo primero que se te ocurra”, apuntaba Fernández. “El nuevo campo de fútbol no va a ser para el Sámano ni para Joseba Fernández. Es un campo que ahora es de la Junta Vecinal de Sámano, donde ha jugado quien ha querido la junta: el Castro, el Sámano… también ha habido un circo, pruebas de perros, estuvo el Ejército…”.

A partir de las obras será una instalación municipal “en la que podrá jugar todo el mundo que quiera el Ayuntamiento, como ocurre en Mioño Estación”.

El Sámano ahora, como club, “sólo lo acondicionamos y cuidamos, con muchas horas de trabajo. Si eso quieren llamarlo coto privado… allí puede jugar todo el mundo que la Junta Vecinal quiera, y después, quien quiera el Ayuntamiento”.

El presidente del Sámano ponía la comparación con otras instalaciones regionales que han contado con presupuestos similares o mayores: “el campo de Gama ha costado 650.000 euros, sin asfaltado debajo del césped artificial y con la instalación eléctrica hecha anteriormente. El de Tama, en Liébana, ha costado 450.000 euros, sin asfaltado y sin luz. El de Selaya, con menos de 9.000 habitantes, ha costado medio millón y sin asfaltar. En Colindres han votado que sí todos los partidos políticos para los vestuarios del campo de fútbol, que cuestan 950.000 euros para un edificio de 200 metros de dos plantas”.

Y comparaba con nuestro municipio. “¿es mucho dinero para Castro? ¿Se lo pueden permitir en Gama, en Colindres o en Tama u otros lugares con mucha menos población y nosotros, con más de 30.000 habitantes censados, no? Castro tiene más fichas federativas de futbol que todos los demás deportes juntos”.

El nuevo campo de Vallegón será de césped artificial, con riego automático e iluminación, y pasará a ser de titularidad municipal: “el Ayuntamiento podía haberlo hecho en cualquier otro sitio, en el cementerio o donde sea, pero se hace en Vallegón por ser más económico, ya que hay una infraestructura montada”.

En la obra sólo se actúa en el campo principal no incluyéndose el segundo, ni la grada ni vestuarios.

Sobre el voto negativo de los partidos políticos, Joseba Fernández apuntaba que “en los programas electorales todos decían que querían hacer un campo de fútbol, o mejorar instalaciones. Por eso no entiendo que en un pleno se vote que no. Lo primer que hay que hacer es informarse. La realidad es que se va a hacer un campo de fútbol nuevo, una instalación que lleva 15 años de retraso. Se lleva a pleno y algunos dicen que se retrase más todavía… Es una obra muy necesaria y urgente para el deporte castreño”.

Las obras tendrán que arrancar antes del 31 de diciembre, ya que, de lo contrario, se pierde la subvención del Gobierno de Cantabria. Durante los trabajos, el equipo de 3ª RFEF del Sámano tendrá que ir a jugar a Mioño Estación, “y si está ocupado, como última opción iríamos a Riomar. Pero es un campo que se estropea mucho. Y Riomar no se puede hacer de hierba artificial, ya que no se homologarían las pistas de atletismo”, concluía Joseba Fernández.

REUNIÓN DE LOS CLUBES CASTREÑOS DE FÚTBOL CON EL RACING

Por otro lado, esta mañana se ha mantenido en el Ayuntamiento una reunión entre los tres clubes de fútbol castreños, Castro FC, la UD Sámano y Ágora, con el responsable de deporte base del Racing de Santander, Gonzalo Colsa.

Tal y como nos ha contado el presidente del Sámano, “es un acercamiento del Racing a los tres equipos castreños. Ellos quieren seguir siendo el buque insignia de Cantabria y mantener relaciones con los clubes locales. Hemos hablado de los desplazamientos a Santander, para que el Racing pueda optar a jugadores del municipio”.

La situación geográfica de Castro es un hándicap: “tenemos al País Vasco al lado. Las infraestructuras que tienen de transporte no las tiene Cantabria, con lo que a cualquier jugador le sale más barato y por menos tiempo ir a un equipo de Baracaldo que a Santander. Esperamos que el Gobierno de Cantabria ponga remedio”.

Esta reunión, “a la que seguirán otras”, ha sido una primera toma de contacto entre el club santanderinos y los equipos castreños.