EL PSOE DEFIENDE QUE ENTREGANDO AL GOBIERNO CENTRAL EL REMANENTE DE TESORERÍA “PODREMOS GASTAR LO QUE TENEMOS”

743

A la espera de que se cierre la liquidación de 2019, los últimos datos que constan en el Ayuntamiento de Castro sobre el remanente positivo de Tesorería son 6,3 millones de euros al cierre de 2018. El concejal socialista Pablo Antuñano considera que “esa cantidad será superior cuando conozcamos la última liquidación”.

Ese dinero sería el que el Consistorio aportaría al Gobierno de España en caso de decidir sumarse al acuerdo alcanzado entre la Federación Española de Municipios y el Ministerio de Hacienda. A cambio, el Gobierno Central ofrece a los ayuntamientos una aportación de los Presupuestos Generales del Estado de 5.000 millones de euros a fondo perdido (2.000 para este año y 3.000 para el próximo) y devolvería el remanente aportado por las administraciones locales en 10 años a partir de 2022.

Esta cuestión tiene que ser ratificada por el Congreso de los Diputados y, a partir de ahí, seria voluntaria la decisión de los ayuntamiento de entregar el dinero.

Sobre esta cuestión hemos hablado en Castro Punto Radio con los dos partidos con mayor representación en el ámbito nacional, PSOE y PP.

Antuñano ha defendido la medida porque, “el escenario que tenemos ahora mismo es que ese remanente sólo se puede usar para acciones sociales o inversiones financieramente sostenibles, cuyas condiciones son complicadas de cumplir. Por tanto, estamos acumulando un dinero porque es difícil poder gastarlo”.

Lo que este acuerdo permite “es usar esas cantidades que nos entreguen en cuestiones menos acotadas. Elimina esas reglas tan drásticas y nos permite gastar en asuntos como rehabilitaciones de viviendas para hacerlas eficiente, proyectos de peatonalización, fomento de la movilidad sostenible, infraestructuras deportivas, rehabilitación y mantenimiento de espacios públicos, cuestiones de saneamiento, cultura… Más o menos los ámbitos por los que apuesta el Gobierno de España de cara a futuro, que es la agenda medioambiental, tecnológica, urbana y la movilidad sostenible”.

Como ha explicado, de esos 5.000 millones de euros a fondo perdido, “Castro recibiría como mínimo un 35% de lo prestado y un 20% del fondo. En total, entre 2020 y 2021, cerca del 55% de lo que demos”.

Ha defendido que “es un buena acuerdo porque libera a los ayuntamientos de reglas que estaban encorsetadas y que limitaban la capacidad de ejecución de un presupuesto y la capacidad de gasto de este remanente positivo”. Ha insistido en que “vamos a poder gastar lo que teníamos y que no podíamos gastar y, además, no lo estamos dando a fondo perdido, sino que lo que aportemos nos va a retornar íntegro en 10 años a partir de 2022. Esas amortizaciones anuales también tendrán las mismas condiciones ventajosas de gasto”.

Ha aludido a que “estamos pasando la crisis que estamos pasando y el Gobierno necesita liquidez.  Trata de obtenerla de manera inmediata sin acudir al mercado de deuda, recurriendo a los ayuntamientos que tienen un dinero acumulado que no pueden utilizar porque, en su día, el ministro Montoro aprobó unas condiciones que hacen muy difícil gastar ese remanente positivo de tesorería”.

Si el ayuntamiento decidiera no acogerse a este acuerdo y, por tanto, no ceder el remanente positivo, “estaríamos como ahora, con esas reglas constreñidas de gasto”. Antuñano ha rechazado que esto sea una cierta presión o chantaje a los consistorios porque “ese dinero no se pierde y además nos beneficiamos de condiciones de gasto ventajosas. Por otro lado, es importante la solidaridad en estos tiempos”.