MI PUEBLO LIMPIO VUELVE A RECLAMAR QUE “LAS AUTORIDADES COMPETENTES RETIREN LA BASURA DE LAS CUNETAS ANTES DE DESBROZAR”

HACE UNOS DÍAS RECOGIERON 60 KILOS DE RESIDUOS EN LA CARRETERA DE SANTULLÁN A OTAÑES, RECIENTEMENTE DESBROZADA

554

El grupo castreño ‘Mi Pueblo Limpio’ ha tenido que volver a coger las riendas y limpiar una zona de carretera autonómica recientemente desbrozada por la autoridad competente, en este caso las cunetas del tramo entre Santullán y Otañes. Con el añadido de que, una vez han pasado las máquinas por esa zona, “la basura queda destrozada en mil pedazos y supone mucho más trabajo”. Así lo ha señalado en Castro Punto Radio Marcelino Martín, integrante de un colectivo que no entiende “por qué las autoridades públicas desbrozan y no limpian, incluso antes de quitar la maleza para que esos restos de basura no queden descuartizados”.

En ese tramo de carretera de 1,1 kilómetros en el que ha actuado Mi Pueblo Limpio, han recogido 66 kilos de residuos.

Teniendo en cuenta que “nos hemos encontrado envases que se ve que son muy antiguos, todo hace indicar que esas limpiezas coincidiendo con desbroces no se hacen nunca”.

No se cansan de trasladar este problema a las administraciones públicas y “no sabemos si dan a los trabajadores instrucciones de recoger o no pero, si se dan, no se hace o no se realiza bien”. Martín quiere pensar que “a base de machacar conseguiremos que se den cuenta de este problema y actúen con lógica y sentido común. Es una lucha y supongo que será cuestión de tiempo que cale el mensaje”.

Hay otros entornos recientemente desbrozados que también acumulan basura, como las cunetas de la carretera que va de Brazomar a La Loma. “Tenemos previsto actuar ahí este fin de semana”, tomando todas las medidas de seguridad, siendo ésta una vía con muchas curvas y un arcén muy reducido. “Vamos a ir muchos juntos con chalecos naranjas para que se nos vea bien y pondremos unas señales de peligro en los dos extremos del tramo de actuación para que los conductores sepan que hay algo”.

Mi Pueblo Limpio, además de limpiar, tiene entre sus objetivos concienciar a los ciudadanos de la necesidad de mantener en buen estado los entornos, no tirar basura y cuidar el medio ambiente. Por eso Martín ha hecho una llamamiento a la recapacitación de aquellos que “cuando van en sus coches, tiran basura a las cunetas, algo que no entendemos”.