EL RESPONSABLE DE LA DYA SEÑALA QUE EL VIERNES “SE SUCEDIERON LAS INTERVENCIONES DESDE PRIMERA HORA, SIENDO MÁS INTENSAS A PARTIR DE LAS DOS DE LA MAÑANA”

RAFAEL GÓMEZ ESPERA LLEGAR A UN ACUERDO CON EL AYUNTAMIENTO PARA, AL MENOS, RECUPERAR EL SERVICIO NOCTURNO LOS FINES DE SEMANA, YA QUE EL VIERNES LO HICIERON VOLUNTARIAMENTE

411

Nueva noche de altercados, peleas y asistencias policiales y sanitarias la del pasado viernes cuando, en circunstancias normales se hubiera celebrado el Coso Blanco, fiesta que el Ayuntamiento ya anunció que quedaba suspendida.

Sin embargo, fueron muchos los ciudadanos, jóvenes fundamentalmente, que salieron en masa a la calle a ‘celebrar’, produciéndose, no sólo grandes aglomeraciones, sino también un número importante de altercados.

Ante la previsión de que eso pudiera pasar, la DYA decidió activar una ambulancia con el personal correspondiente para apoyar al dispositivo de seguridad. Todo ello pese a que, desde hace un tiempo, no prestan servicio nocturno porque económicamente no les es posible. Como ha señalado en Castro Punto Radio el presidente de DYA Cantabria, Rafael Gómez,  “fue una decisión nuestra, porque dentro de la autonomía que tenemos, creemos que hay situaciones en las que debemos estar”.

Ha asegurado que, “desde primera hora de la noche se sucedieron las intervenciones y, a partir de las 2 de la mañana, fueron más intensas, con momentos en los que todos los servicios de seguridad y sanitarios nos vimos desbordados”.

La DYA en concreto realizó 14 intervenciones por cuestiones como etilismo, agresiones en varios casos por hurtos con violencia, pérdidas de consciencia, crisis de ansiedad…

Según Gómez, “extrapolándolo a que sólo activamos una ambulancia y no todo el dispositivo habitual de puesto sanitario avanzado y diferente recursos en puntos fijos,  seguramente las cifras de actuaciones sean iguales que las de cualquier Coso Blanco al uso en el que se dé una incidencia elevada”.

Ha lamentado que “hay gente cree que la pandemia ha terminado y no es así. Con la llegada del verano y las vacaciones, se echan en masa a la calle, produciéndose aglomeraciones y un aumento de contagios, pero además peleas y muchos incidentes”.

Para terminar y centrándose en la situación económica que impide a la DYA prestar un servicio 24 horas, Gómez ha recordado que “está pendiente de firma el convenio con el Ayuntamiento para 2021. El presupuesto recogía un aumento de la cantidad, pero aun así no es suficiente”. Ha dejado claro que “nos gustaría estar todas las noches” y confía en que, “a raíz de lo que estamos viendo estas últimas semanas y del aumento de trabajo los fines de semana para diferentes servicios por el incremento de población que demuestra que somos un recurso necesario, al menos consigamos llegar a un acuerdo para que, si no es todo el verano, sí lo fines de semana podamos trabajar las 24 horas”.