SE DECLARA DESIERTA LA LICITACIÓN DE LAS OBRAS PREVISTAS PARA TAPAR EL SOCAVÓN PRÓXIMO A SANTA MARÍA, PONER EN VALOR LA ZONA Y RESTAURAR LA MURALLA MEDIEVAL

1391

La Plataforma de Contratación del Estado publicó hace unos días que el concurso para adjudicar las obras de consolidación y puesta en valor del puente histórico de 1881, de la Calle 11 de Mayo, la estabilización y reurbanización de la plazuela de acceso a Santa María desde las calles 11 de Mayo y Arturo Dúo Vital y la restauración de la muralla medieval próxima a la iglesia, ha quedado desierto por falta de ofertas.

El ayuntamiento lo sacó a licitación el pasado mes de mayo con un presupuesto base de 244.436 euros y 9 meses de plazo de ejecución.

A fecha de hoy se desconoce cuándo se volverán a sacar a licitación estas obras y si se modificará el presupuesto de cara a la posible presentación de empresas al concurso.

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO

Recordemos que el puente histórico de 1881 es un elemento del patrimonio cultural con valor de resto arqueológico, por lo cual debe ser objeto de un tratamiento acorde a lo estipulado en la Ley de Patrimonio Cultural de Cantabria.

El arco es parte de un pequeño puente que conectaba la actual calle empedrada 11 de mayo con el matadero situado al borde del acantilado en la península de Santa María/Castillo-Faro, quedando en desuso al poco tiempo de su construcción por la creación en 1895 de la línea de ferrocarril minero que atravesaba la población hasta el cargadero de Castro-Alén.

Se rellenó el entrante hasta el propio puente y se construyó el túnel que atraviesa la explanada frente a la iglesia. Con el desmantelamiento del cargadero de mineral, hacia los años 60 del siglo XX, se amplió esa rampa sobre terreno ocupado anteriormente por la vía, tal y como se encuentra en la actualidad.

En los últimos años, la acción del mar sobre los rellenos bajo el puente ha favorecido el hundimiento del terreno y la formación del  socavón.

Por tanto, con estos antecedentes, se van a efectuar dos intervenciones interrelacionadas:

– La consolidación y puesta en valor del puente histórico de 1881, y la estabilización y reurbanización de la plazuela de acceso a Santa María desde las calles 11 de Mayo y Arturo Dúo Vital.

– La restauración científica de la muralla medieval próxima a la iglesia, proyecto realizado por la arquitecta castreña Macarena Gutiérrez.

Respecto al primer proyecto, se va a proceder al desmonte de parte de los rellenos, desplazando hacia detrás el muro de contención, lo que facilita tanto el acceso al pie de la muralla, como la mejor visión y comprensión de la misma.

Por otro lado, y en cuanto a la restauración de la muralla, el proyecto tiene como objetivo la rehabilitación de su lienzo, y la intervención a la zona adyacente a dicha muralla para poder hacer el lugar accesible, además de una interpretación del yacimiento arqueológico.

La necesidad prioritaria es la puesta en valor e interpretación de la muralla para lo cual la intervención por una parte se centrará en la consolidación y recuperación de la misma, y por otro lado, en la actuación en la zona urbana para la creación de una área libre y la adecuación del yacimiento.

Actualmente, la muralla se encuentra en buen estado en cuanto a la estabilidad, pero sí que presentan vegetación y añadidos que la degradan implicando pérdida de materiales, por lo que se procederá a su limpieza y sustitución de materiales con los propios restos de la zona, usando dos técnicas para diferenciar las dos épocas de construcción de la muralla.

El lugar donde se encuentra, que solo tiene acceso al público por la explanada de Santa María, incluye dos zonas. Una interna que no necesita intervención, pero no así la externa, que está muy degradada, con una entrada peatonal sin recorrido y a través de unas escaleras en muy mal estado, que nunca ha tenido mantenimiento. Con este proyecto, se va a acondicionar para poder acceder a la muralla y realizar un espacio libre para su puesta en valor.

Infografías de los trabajos: