SE REANUDAN LAS VISITAS A LA RESIDENCIA MUNICIPAL “CON LAS MAYORES MEDIDAS DE SEGURIDAD Y SIN PRECIPITARNOS”

EL DIRECTOR DEL CENTRO DESTACA “LA GRAN LABOR REALIZADA POR EL PERSONAL ESTOS MESES” SIN REGISTRARSE POSITIVOS POR COVID-19

389

En el primer día de visitas a la Residencia Municipal desde el inicio de la pandemia de Coronavirus, hemos hablado en Castro Punto Radio con el director del centro, Mariano Gutiérrez.

Hace varios días que las autoridades sanitarias autorizaron comenzar con las visitas a centros de este tipo pero, en el caso de Castro “no hemos querido correr porque el objetivo es que todo se haga con las máximas garantías”, en unas instalaciones que no han registrado ningún positivo por Covid-19, cuando las residencias, en general, han sido duramente castigadas por la enfermedad.

Ahora, “entramos nosotros también en este proceso de desescalada y acercándonos, poco a poco, a esa nueva normalidad en la que todos queremos entrar para que las cosas vayan fluyendo y podamos olvidar los tres últimos meses tan duros”.

Gutiérrez entiende “a los familiares y su necesidad de ver a los residentes”, pero ha insistido en que, “hemos querido que esto se haga  con las mayores medidas de seguridad para evitar caer en precipitaciones y echar por tierra ese trabajo tan estupendo que se ha hecho por parte de los profesionales del centro para evitar que el ‘bicho’ nos haya tocado”.

Precisamente por eso, se ha diseñado un estricto protocolo de seguridad, del que ya hemos informado y que, entre otras cosas, establece que las visitas se efectuarán siempre con cita previa, de lunes a viernes en horario de 11 a 13 horas, con una duración de 15 minutos diarios por residente y un familiar o persona autorizada por residente (a ser posible siempre la misma persona), evitando además el contacto físico y a través de una mampara.

Se controlarán los accesos y salidas y se habilita una zona de visitas a la que se accede de forma directa desde el exterior. Será obligatorio el uso de mascarillas y respetar todas las medidas higiénicas.

En el caso de residentes que no tengan movilidad y estén encamados, “el familiar accederá acompañado de un profesional del centro y provisto de una indumentaria preparada al efecto”.

Gutiérrez ha explicado que este protocolo “puede ser susceptible de alguna modificación con el tiempo, pero siempre yendo por delante la seguridad de los residentes, que es lo que más nos interesa. Que todo esté lo más amarrado posible. Iremos avanzando, viendo cómo va evolucionando la situación y, en función de eso, se irán, si se puede, ampliando los márgenes de la normativa. Lo importante es ser prudentes”.

Y es que, en la Residencia son conscientes de que “nos encontraremos con situaciones peculiares y una casuística muy amplia. Hay que procurar que el familiar que visite siempre sea el mismo, pero habrá situaciones que tendremos que valorar de manera particular. Vamos a ir viendo y desescalando poco a poco”.

Al margen de este asunto, el director de la Residencia ha explicado que, en los meses más complicados de la pandemia, “ha habido en el centro días mejores y peores y momentos tensos y difíciles”. En cualquier caso, ha enviado “un reconocimiento a los trabajadores de todos los departamentos por su importante esfuerzo. Ha habido una gran labor de equipo y se ha trabajado de una manera muy coordinada para que se pudiera llegar al punto en el que estamos de la mejor manera posible”.

Ha destacado “la alta dosis de responsabilidad de todos los trabajadores, que siempre han sido consientes de la situación, se han cuidado muchísimo en sus casas y con sus familiares para evitar trasladar una posible situación de riesgo a la Residencia. Es un aspecto que hay que destacar también y que les honra como profesionales”.

Imagen de archivo de Mariano Gutiérrez en los estudios de Castro Punto Radio.