EL SINDICATO MÉDICO DEFIENDE QUE EL HOSPITAL DE LAREDO “NO ES ATRACTIVO PARA LOS PROFESIONALES PORQUE SE HA QUEDADO CON UNA CARTERA DE SERVICIOS MUY REDUCIDA”

EL CENTRO ESTÁ SUFRIENDO IMPORTANTES PROBLEMAS DE FALTA DE PERSONAL "A LOS QUE LA CONSEJERÍA NO HA SABIDO PONER SOLUCIÓN CON PREVISIÓN" 

908

La escasez de personal médico en el Hospital de Laredo ha llegado a un punto muy preocupante. La Junta de Personal ha señalado que es grave la situación que sufre el servicio de Anestesia, Cardiología, Neumología y Radiodiagnóstico y ha lamentado que esta lista se puede incrementar si no se toman las medidas necesarias.

El personal del hospital se concentraba hace unos días a las puertas del centro (en la imagen) en protesta por la problemática y se está trabajando en consensuar con colectivos sociales y ayuntamientos un calendario de acciones y movilizaciones. Para este jueves, a partir de las 12 del mediodía está convocada una nueva concentración en la puerta principal del hospital.

Sobre todo ello hemos hablado en Castro Punto Radio con Oscar Pascual, miembro del Sindicato Médico. Ha recordado cómo “llevamos años exigiendo un plan de recursos humanos que estableciera las previsiones y necesidades en un margen de unos 4 o 5 años, y no se ha hecho nada, lo que nos ha hecho llegar a esta situación”.

A las jubilaciones y el déficit de personal en sí, se suma el hecho de que “el Hospital de Laredo se ha quedado con una cartera de servicios muy reducida que hace que sea un centro poco atractivo para los profesionales. Por eso, cuando tienen la opción de irse a otro centro que les ofrece otros incentivos en cuanto al enriquecimiento profesional, se van”.

Se ha llegado a un punto en el que “hay difícil solución a corto plazo”. Según Pascual, “lo que hay que hacer es sentarse a definir una solución provisional y empezar a plantearse hacer el hospital más atractivo”.

Ha insistido en que “hace años que se está deteriorando sin ponerse medidas”.  Ha achacado la falta de previsión, entre otras cosas, al hecho de que “en la Administración, las cabezas pensantes cambian cada año o año y medio y así no se puede planificar nada”.

AGRESIONES AL PERSONAL SANITARIO

Al margen de este asunto, hemos hablado con este integrante del Sindicato Médico sobre las agresiones al personal sanitario. Una problemática que se arrastra desde hace años, pero que se ha vuelto a poner en el foco de la opinión pública tras la agresión hace unos días a un médico en un centro de salud de Santander.

Según Pascual, “ha habido un importante aumento de estas situaciones en los últimos años, y eso con datos objetivos y estadísticas”. Considera que “lo más grave que es todo eso está deteriorando nuestro trabajo, provocando que el profesional esté a la defensiva y que la relación de confianza paciente médico se pierda en muchos casos”.

Ha dejado claro que “a los profesionales, a la hora de dar una cita o un tratamiento, no nos limita nadie. Sólo la mala praxis”. Por el contrario, “en ocasiones, hacemos lo que el paciente presiona, incluso en su contra, porque la situación llega a derroteros en los uno se siente amenazado”.

Precisamente ayer se celebraba una reunión para poner sobre la mesa posibles soluciones a este aumento de las agresiones. Entre otras cuestiones, “parece que la Administración está por la labor de poner cámaras en los centros de salud con el fin de que puedan tener un efecto disuasorio y que sirvan también de prueba una vez se ha realizado la agresión”.

Del mismo modo se habló de “que haya guardias de seguridad, pero eso va a tardar más en llegar”.

Para Pascual, “lo primordial es la educación y esto lo tenemos que recuperar entre todos porque es nuestra sanidad”.

Desde el Sindicato Médico sí han pedido a la Consejería de Sanidad “que se persone como acusación ante agresiones a su personal. No es normal que tenga que ser el trabajador el que denuncie solo como si el suceso hubiera ocurrido en la calle. A mí no me agreden como Oscar Pascual, sino como médico del Servicios Cántabro de Salud”. La Consejería “debería tomar medidas contundentes contra el que agrede”.

Del mismo modo, ha señalado que “la prevención está también en dar al ciudadano el servicio que merece. El personal hace muy bien su trabajo, e incluso más que el que puede, y es la administración la que tiene que dotar de recursos necesarios para que el servicio sea el adecuado”.