SUSANA HERRÁN ASEGURA QUE LA RESIDENCIA MUNICIPAL CUMPLE LA RATIO DE PERSONAL, AUNQUE APOYA LA NECESIDAD DE INCORPORAR TRES AUXILIARES

521

Santo Hospital Civil_1

21 FEBRERO 2017 /

La concejala de Asuntos Sociales, Susana Herrán, ha asegurado que “se cumple la ratio de personal que marca la normativa en la Residencia Municipal”, aunque ha reconocido que “para dar a los usuarios un servicios todavía mejor, sería necesario, como mínimo, ampliar la actual plantilla de 29 auxiliares de clínica, en tres más”.

Así se ha pronunciado la edil en Castro Punto Radio tras recibir las quejas de los trabajadores de la instalación y los familiares de los usuarios al respecto de falta de personal y empleados desbordados. Comparte Herrán esa preocupación y, de hecho, “llevo tiempo trabajando en este sentido”. Uno de los problemas es que, “en base a la normativa del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), cumplimos la ratio de una manera bastante amplia”.

Aun así, insiste la concejala en la necesidad de ampliar plantilla “para dar un mejor servicio y que una trabajadora pueda estar, sin agobiarse, 15 minutos con un abuelo, simplemente hablando con él y escuchándole, y no sólo cubriendo sus necesidades básicas”.

En todo momento ha querido dejar claro que los residentes “están muy bien atendidos” porque “las trabajadoras son muy profesionales y se esfuerzan más de lo que pueden”. Ahora bien, “llega un momento en que la sobrecarga de trabajo las afecta físicamente e, incluso, psicológicamente”. Y es que, “los abuelos cada vez se encuentran en una situación de dependencia más alta, porque son más mayores, y requieren de más atención”. De hecho, “ahora mismo en la Residencia únicamente hay 6 usuarios autónomos (no requieren de ayuda para levantarse o asearse) de 92 residentes”.

Esto está provocando que “hayamos entrado en una dinámica en la que, por la sobrecarga de trabajo, las empleadas sufren lesiones que causan bajas. Eso afecta al presupuesto de la Residencia porque hay que hacer sustituciones”. Con todo, Herrán cree que “podríamos mejorar metiendo tres auxiliares más y solventar ese sobre esfuerzo de trabajo”.

Se lo ha planteado al interventor municipal, que tiene sobre su mesa un escrito de la concejala “en el que le explicó que esos tres nuevos auxiliares supondrían un coste de unos 57.000 euros anuales, frente a una cantidad de bajas que tenemos que sufrir y que van en la espalda de las trabajadoras”.

Como para todos los aspectos, “la aprobación de un nuevo presupuesto municipal sería lo ideal”, pero se trata de un asunto que parece estar estancado. Por eso, la responsable de Asuntos Sociales pretende que el interventor busque la manera de encajar el gasto que supondría la contratación de tres auxiliares. Para ello, “ya tiene en su haber información sobre el problema, el coste de su solución, cuáles son las necesidades de la Residencia por planta y todas las consultas que se han hecho al ICASS y a la Dirección General de Política Social”.

Los pasos “se han ido dando” y, aunque “los abuelos están bien atendidos”, Herrán insiste en prestar el mejor servicio posible y “me voy a dejar la vida en que eso sea así”.

Además de esto, se van a introducir cambios en los horarios de las auxiliares. “Queríamos apostar por una jornada de mañana o de tarde, en lugar de tres turnos, y que siempre haya un turno fijo de veladoras por la noche”. Ya se ha reunido el Comité de Empresa y, “a falta de cerrar unos flecos, si todo va bien, se empezará a aplicar el 1 de abril”.

La concejala se ha referido a la comida que se sirve en las instalaciones y que, en ocasiones, ha sido objeto de críticas por parte de los familiares. En este sentido, ha explicado que “los menús se elaboran con la supervisión de la médico y no dudo de ella”.