EL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA AVALA LA OFERTA DE EMPLEO PÚBLICO DE 2018 DE LA RESIDENCIA MUNICIPAL

EL COMITÉ DE EMPRESA CONSIDERA QUE "NUESTROS PUESTOS DE TRABAJO YA ERAN INDEFINIDOS ANTES DE QUE EL AYUNTAMIENTO SE QUEDARA CON EL SANTO HOSPITAL CIVIL"

495

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ratificó hace unos días la oferta de empleo público extraordinaria de la Residencia Municipal de Castro Urdiales de 2018 al rechazar el recurso presentado por un grupo de trabajadoras.

Este auto avala la sentencia de 2019 del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Santander que desestimó un primer recurso de las trabajadoras “al tener la condición de personal laboral indefinido no fijo, tal y como consta en los respectivos informes del secretario e interventor del Ayuntamiento”.

Ante este fallo, las trabajadoras recurrieron afirmando “que tienen derecho a continuar con el mismo régimen que dio origen a sus contratos, que eran indefinidos, y con la misma antigüedad y modalidad que en el momento de la conversión en 2001 de la Residencia Municipal en Organismo Autónomo Local (OAL)”. Además, las empleadas argumentaron que “su puesto no se ocuparía hasta que se produzca una vacante”. En la sentencia, el TSJC afirma que “no es concluyente que la contratación fuera indefinida antes de crearse el OAL, por lo que las demandantes no tienen derecho a continuar con el mismo régimen ya que se ha acreditado que los contratos eran de duración determinada”.

Ante ello, el Comité de Empresa de la Residencia Municipal ha emitido un comunicado en el que manifiestan su “malestar y decepción. Creemos que la situación en la que se ha dejado al personal contratado por el Santo Hospital Civil no es para enorgullecerse, es para preocuparse”.

“Acatamos las decisiones judiciales, pero seguimos sin saber qué ha sido del Santo Hospital Civil, cosa que ningún juez ha explicado. Era una entidad del pueblo, financiada por donaciones de muchos castreños, que en 2001 fue transformada en Organismo Autónomo Local, y nuestros contratos ya tenían el carácter de indefinidos mucho antes de esa fecha”, afirman.

Consideran los trabajadores de la Residencia que “jamás entramos a trabajar en el Ayuntamiento, ni en un ente público. Al contrario, fue el Ayuntamiento quien vino a quedarse con el Santo Hospital, haciendo suyo todo el patrimonio y dejando en un absoluto limbo legal al personal. Jamás fuimos contratados por el Ayuntamiento, jamás se nos hizo saber que era una administración pública y que nuestros puestos de trabajo, después de tantos años, los iban a sacar a concurso-oposición”.

Creen que “nadie se ha preocupado en estos años de nuestra precaria situación laboral, de la falta de recursos e de incluso la pérdida de nuestra salud. ¿Ahora somos administración pública? ¿Lo hemos sido siempre?”, se preguntan.

Concluye el Comité de Empresa de la Residencia afirmando que “nos dedicamos a atender a nuestros mayores y personas vulnerables, lo venimos haciendo desde hace 40 años, pero seguiremos luchando. Pasaremos todos los procesos que legalmente se establezcan para seguir trabajando de la misma manera y que cada uno se preocupe de hacer bien su trabajo, así que pedimos que no se haga un circo político con nuestros puestos de trabajo”.