UNA GUÍA NACIONAL SOBRE PATRIMONIO CALIFICA AL CARGADERO DE DÍCIDO COMO “UN MONUMENTO QUE TUS HIJOS, TAL VEZ, YA NO VERÁN”

ALERTA DEL RIESGO DE DESAPARICIÓN DE UNA ESTRUCTURA DE LA QUE SE ANUNCIÓ UNA REHABILITACIÓN QUE NO ACABA DE LLEGAR

864

La editorial catalana Alhenamedia ha publicado ‘101 monumentos que tus hijos, tal vez, ya no verán’, la primera guía que propone recorrer toda España visitando parte de su patrimonio en peligro de desaparición.

Entre las edificaciones que se considera que se encuentran en riesgo figura el Cargadero de mineral de Dícido, en Mioño.

Esta selección ha sido realizada por Raquel Álvarez, historiadora del arte, delegada de Hispania Nostra en la Comunidad Valenciana y cofundadora de Alva Cultural. Está dividida por comunidades autónomas, con una representación de todas las provincias de España.

En Cantabria figuran:

.- Cargadero de mineral de Dícido.
.- Sanatorio de la isla de Pedrosa.
.- Puebla Vieja de Laredo.
.- Pinturas murales de la ermita de Nuestra Señora de la Concepción y San Sebastián.
.- Ermita de San Juan de Socueva.
.- Sanatorio del doctor Diego Madrazo.

Tras la descripción del Cargadero de Dícido y un recorrido por su historia, la publicación detalla los problemas estructurales del edificio y su peligro de desaparición:

“La estructura se encuentra en un grave estado de deterioro debido a la oxidación y la pérdida del material constructivo por corrosión. En algunos casos, la pérdida es casi completa, lo que hace peligrar la estabilidad del cargadero, que podría derrumbarse y desaparecer bajo el mar.

El cargadero está declarado Bien de Interés Cultural desde el año 1996. Son muchos años intentando conservarlo ante el grave estado de oxidación que hace peligrar su estructura. De hecho, incluso se planteó su demolición. Hace unos años se presentó una propuesta de intervención urgente de mantenimiento para evitar su colapso. La idea era permitir el acceso controlado de visitantes, pero sin distorsionar la imagen original de la estructura ni sus características constructivas.

Finalmente, las administraciones anunciaron en 2021 la inversión por parte del Estado, dentro del marco del «Programa 1,5 % Cultural», para la rehabilitación del antiguo cargadero de mineral de Dícido. El proyecto de restauración y conservación está aprobado por la Comisión Técnica de Patrimonio Científico del Gobierno de Cantabria. Esperamos que mientras leéis esta guía, las obras ya estén en marcha”.

Todavía no lo están.

Estas son las páginas de la guía que aluden al cargadero: