LOS ARQUITECTOS DEL PROYECTO PARA REHABILITAR SANTA MARÍA DETALLAN LAS INTERVENCIONES A REALIZAR

524

Después de que el Gobierno de Cantabria haya sacado a licitación las obras de consolidación de los muros y reparación de la cubierta de la Iglesia de Santa María, hemos hablado en Castro Punto Radio con Alberto Alonso, de Alonso y Barrientos Arquitectos S.L, estudio cántabro que ha redactado el proyecto.

Como ha señalado, “el edificio tiene muchos problemas y, sobre todo, por la exposición climatológica que tiene, que es tremenda. Ningún edificio de estas característica está tan expuesto como el de Castro, tan cerca del mar”.

En las obras que ahora se proyectan “lo que se va a hacer es atacar los grandes problemas que tiene la cubierta porque el tejado no desagua, crecen higueras, se han caído dos tramos de una crestería a las cubiertas inferiores, rompiendo gárgolas medievales y con riesgo de poder ocasionar incidentes a los visitantes. Se resolverá eso y se sustituirá toda la crestería, que está reventando y que es de hormigón armado de 1984”.

Por otro lado, se actuará también sobre “los contrafuertes del sistema estructural tan delicado que tiene la iglesia. El material de mortero de los arcos que están por el exterior se ha lavado con el agua y el viento y, además de rellenar de masa todas las juntas de piedra, hay que coserlo para que no se mueva. Se actuará en los 24 arcos arbotantes y repondrá de cantería nueva toda la crestería de la nave alta”.

Para ello, “se colocarán andamiajes que den acceso a la zona de obra y los accesos a la torre contarán con una montacargas para subir la piedra y un puente que libre a las capillas inferiores para acercarnos a las cresterías de la nave alta”.

En cuanto al material a emplear, Alonso ha dicho que “uno de los problemas es que la piedra original se ha alterado con el tiempo y no tiene hoy el color que tuvo en origen. Cuando se realizó la obra en la girola se estudiaron distintas areniscas y se eligió una piedra de color marrón, traída de Aragón, con las mismas propiedades que la original. Se seguirá con ella como criterio”. Ha dejado claro que “no se pondrá nada de hormigón armado, ni cementos portland que pudren la piedra. Se usaran morteros de cal”.

Las empresas interesadas en ejecutar estas obras, con un presupuesto 385.131 euros, pueden presentar ofertas hasta el 3 de agosto. A partir de la adjudicación, tendrán un plazo de ejecución de seis meses. Si todo transcurre según lo previsto, los trabajos comenzarán ya hacia otoño, con lo que eso supone meteorológicamente hablando, y sobre todo, teniendo en cuenta el emplazamiento de la iglesia. “La meteorología jugara un papel importante y habrá días que no se pueda ni trabajar”.

Para este arquitecto, las fases posteriores de rehabilitación de Santa María “tienen que ser continuas y no perder el hilo. Si hubiera un grupo de albañiles encargados de hacer un mantenimiento continuo, como pasa en otras iglesias, este edificio se hubiese mantenido muy bien”.