VERSIÓN OFICIAL DE LA POLICÍA NACIONAL DE LOS HECHOS OCURRIDOS AYER EN LA CALLE CAYETANO TUEROS

OFRECEMOS TAMBIÉN EL RELATO DE LA VÍCTIMA DE ESTE ASALTO Y AGRESIÓN, QUE SE SALDÓ CON 5 DETENCIONES

2269

La Policía Nacional ha emitido esta tarde una nota de prensa con la versión oficial de los hechos ocurridos ayer por la mañana en la calle Cayetano Tueros, que se saldaron con cinco personas detenidas y una más hospitalizada.

Según informan, agentes de la Policía Nacional detenían ayer, 28 de agosto, a cinco varones, F.R.P., J.D.C.F., A.D.S.V., I.I.D.F., y I.T.M., como presuntos autores de los delitos de robo con fuerza y lesiones.

Los hechos tuvieron lugar cuando en la mañana del ese día, un agente de policía nacional de servicio en la oficina del DNI de Castro Urdiales, que en ese momento se encontraba en la vía pública próximo a dicha oficina, observó cómo, de un vehículo que circulaba a gran velocidad, se bajaban cuatro individuos que comenzaron a golpear violentamente la puerta de acceso a un almacén situado en la misma calle. Inmediatamente comunicó lo sucedido al resto de agentes, que acudieron al lugar.

En esos momentos, uno de los individuos salió huyendo con el rostro cubierto con una prenda de vestir. Dos policías le dieron el alto pero el sospechoso hizo caso omiso de las indicaciones de los agentes, quienes finalmente lograron inmovilizarlo, resultando herido de levedad uno de los policías, dado el grado de violencia empleado por el sospechoso.

Mientras esto ocurría, los demás presuntos autores fueron interceptados por los agentes en la entrada del almacén. Junto a ellos se encontraba el propietario del local, que con heridas evidentes manifestaba a los agentes haber sido agredido por uno de los sospechosos. Narraba que cuando se encontraba en el local anexo al almacén atacado, escuchó ruidos y salió al exterior, hallando a los cinco individuos intentando entrar en su almacén por la fuerza, al intentar impedirlo le habían agredido.

Los policías nacionales procedieron a la detención de los cinco varones como presuntos autores de los delitos de robo con fuerza y lesiones.

En la intervención participaron miembros de la Guardia Civil así como la Policía Local de Castro Urdiales. Haciéndose cargo, la Guardia Civil, de los detenidos y del vehículo que utilizaban.

La víctima, propietario del almacén, fue trasladada al hospital para ser asistido de las lesiones que presentaba.

VERSIÓN DE LA VÍCTIMA DEL ASALTO Y AGRESIÓN

Previa a esta versión oficial de la Policía Nacional, la víctima de los hechos enviaba esta mañana a Castro Punto Radio una nota con su relato sobre lo ocurrido. Dice, textualmente, lo siguiente:

“En la mañana de ayer, miércoles 28 de agosto de 2019, sobre las 11:15h de la mañana cinco personas irrumpen en un local situado en la calle Cayetano Tueros en la localidad de Castro-Urdiales.

El local familiar, que alberga un almacén y una pequeña empresa castreña creada recientemente, estaba ocupado por tres personas en el momento de los hechos. Los agresores acceden violentamente a dicho almacén y propinan una paliza al empresario, el cual sale de la oficina a comprobar el origen de los ruidos que lo alertan, llegando a dejarlo inconsciente.

La rápida actuación de la Policía Nacional, que se encuentra en la oficina del DNI localizada en las proximidades, hizo posible la detención de los cinco miembros de la banda. Los agentes llegaron a tener que sacar sus armas reglamentarias en la vía pública. Inmediatamente llega la Guardia civil al lugar de los hechos, llegando a capturar a uno de los agresores que pretendía darse a la fuga.

El agredido es trasladado al hospital de Laredo, recibiendo el alta a media tarde tras realizar un escáner y otras pruebas necesarias por protocolo tras una pérdida de consciencia de este tipo. Los agresores son detenidos y llevados a dependencias policiales, siendo uno de ellos trasladado al hospital de Valdecilla.

Al tratarse de las horas céntricas del día y darse los hechos en una céntrica calle, las fotos y videos de los hechos corrieron rápidamente por redes sociales, creando una alarma social por el sangriento contenido de éstas.”