EL AGENTE INMOBILIARIO ALEJANDRO MAZÓN EXPLICA CÓMO PREVENIR QUE LOS OKUPAS ACCEDAN A NUESTRAS VIVIENDAS

INFORMA QUE SE HA OCUPADO UN PISO, PROPIEDAD DE UN BANCO, EN EL BARRIO DE COTOLINO

984

En las últimas semanas, muchas son las noticias a nivel nacional que hablan de un aumento de viviendas ocupadas, en muchos casos en zonas de costa e incluso en casas grandes con jardín y piscina.

El agente inmobiliario castreño, Alejandro Mazón, ha desvelado en Castro Punto Radio que ha tenido conocimiento de la ocupación de un piso en la zona de Cotolino. Inmueble que, en este caso, pertenece a una entidad bancaria. “La semana pasada me llamó un vecino de la urbanización y me comunicó esta circunstancia”.

Como ha señalado “lo que buscan los okupas son propietarios que no van a reaccionar rápido y lo mejor es un banco, que no quiere ruido, lo hacen por el juzgado, lo ponen en su cuenta de pérdidas o lo que sea, pero no les preocupa cómo puede hacerlo a un propietario particular”.

Buscan también “viviendas que no sean primeras residencias y, una vez ya instalados, la Ley de Vivienda les protege y gana a la de Propiedad”.

Estas personas “entran rompiendo lo menos posible y lo que pretenden es que nadie se dé cuenta de que están dentro. Empiezan a llenar la nevera guardando los tickets del supermercado, piden comida a domicilio para demostrar que llevar unos días viviendo allí, colocan fotografías familiares… La cosa es que cuando llegue la Policía digan que ésa es su casa, que están instalados y que viven allí”.

Como explicaba Mazón, “hay dos vías que diferencian los casos en los que el piso ocupado es primera residencia o no. Si el propietario o inquilino está empadronado, vive allí habitualmente y lo demuestra, estamos hablando de un allanamiento de morada. Presentas la correspondiente denuncia y sacan a los okupas”. En estos casos, ha recomendado que “si, por ejemplo, nos vamos a ir de vacaciones, dejemos el teléfono a un vecinos para que nos avise, y tener fotografías o documentos que acrediten que es nuestra vivienda habitual para agilizar todos los trámites a la hora de presentar esa denuncia por allanamiento de morada”. Es importante también, ha dicho, que “en caso de alquileres, se hagan legalmente y con el pertinente contrato”.

El otro supuesto, si es una segunda residencia, “es en el que ya sí se complica más la situación y la posibilidad de recuperar tu propiedad. Ya tienes que ir al Juzgado, abogados y demás y se alarga todo”. En estos casos, “es importante la rapidez y reaccionar en las primeras 24-48 horas, antes de que los okupas demuestren que están instalados allí”.

Como Comunidad de Propietarios, “también se puede actuar, denunciando que se están cometiendo delitos, que hay actividades molestas o insalubres o incumplimientos de los estatutos. Esto es también a través del Juzgado y, de nuevo, el proceso es largo”.

A los propietarios de segundas residencias, Mazón recomienda “dejar tu teléfono a un vecino para que esté pendiente y ampliar la póliza de seguros para que al menos, te paguen las costas judiciales”.