ANTE LAS CONTINUAS SUBIDAS DE LA LUZ, LA UNIÓN DE CONSUMIDORES AFIRMA QUE “HAY QUE METER MANO AL SISTEMA DE FIJACIÓN DE PRECIOS COMO SEA”

501

El precio de la luz sigue subiendo. Hoy viernes volverá a marcar un nuevo máximo histórico por quinto día consecutivo, según los datos del OMIE (Operador del Mercado Ibérico de Energía) que gestiona los mercados de España y Portugal.

Con este telón de fondo, hemos hablado en Castro Punto Radio con Francisco Bautista, de la Unión de Consumidores de Cantabria, que ha lamentado que “la rectificación del sistema tarifario que se llevó a cabo y la bajada del IVA del 21 al 10%, que pretendían abaratar la factura y compensar así las subidas, no han servido para mucho”.

Por eso ha defendido que “hay que meter mano al sistema de fijación de precios, de la manera que sea”. Ha afirmado que “ésta es una cuestión de consenso social y no de politiqueo porque estamos hablando de un servicio de primera necesidad. Podemos elegir no comprarnos una prenda de ropa, pero no podemos elegir no usar la luz. Es necesaria”.

Preguntado por los motivos que están llevando a estas continuas subidas, ha explicado que “tenemos un sistema de fijación de precios loco, que se determina en unas subastas que se celebran de manera regular. Nadie las ve, ni entiende, ni controla”. Ha trasladado que en ellas “priman unas energías sobre otras, de forma que la más cara es  la que marca el precio de las demás”. Haciendo un símil con una subasta en una lonja de pescado, ha dicho que “si tenemos besugo y chicharro, por ejemplo, es el precio del besugo el que marca el del chicharro”.

Los criterios que hacen que el precio suba en esas subastas son “dispares y siempre es la misma cantinela. Cuando es verano dicen que los ríos están bajos, en invierno porque estamos desmantelando la nuclear, si no es que el gas ha subido de precio, y factores políticos también”.

Sí ha recordado que “España no produce energía, salvo los saltos de agua. Si no hay energía o si las eólicas que tenemos no soplan lo que tienen que soplar, hay que comprar fuera”.