APROBACIÓN DEFINITIVA DE LA MODIFICACIÓN DE LAS ORDENANZAS DE CEMENTERIO Y BASURAS

225

El Ayuntamiento de Castro publica en el Boletín Oficial de Cantabria el anuncio de aprobación definitiva de la modificación de la Ordenanza Fiscal número 6.6, reguladora de la Tasa por Prestación del Servicio de Cementerio Municipal.

Al no haberse presentado reclamaciones durante el plazo de exposición al público, queda automáticamente elevado a definitivo el Acuerdo Plenario provisional.

Como explicó en el pleno de junio la concejala Rosa Palacio, “se trata de repercutir el coste de tres servicios que se prestan en las instalaciones y que no se recogen en la ordenanza. En concreto, la concesión de una serie de urnas que han sido restauradas, el coste de inhumación de las cenizas y la exhumación de manera subsidiaria y traslado al osario”.

Contra el presente acuerdo se podrá interponer por los interesados recurso contencioso-administrativo, en el plazo de dos meses contados a partir de mañana.

Por otro lado, el Ayuntamiento también publica el anuncio de aprobación definitiva de la Ordenanza Fiscal número 6.3 reguladora de la Tasa por Prestación del Servicio de Recogida de Basuras.

Del mismo modo, al no haberse presentado reclamaciones durante el plazo de exposición al público, queda automáticamente elevado a definitivo.

El asunto se abordó también en el pleno de junio, en el que la concejala Nereida Díaz informaba que “supone incluir una disposición adicional que establezca cuál va ser la cuota a pagar en caso de crisis sanitaria, pandemia o situación similar. Se plantea una reducción de la cuota de hasta el 95%”. Una herramienta para que, “ante una situación como la que hemos vivido, tengamos los mecanismo establecidos y lleguemos al tejido económico y al empleo. No tiene sentido que, estando cerrados, se les aplique a los autónomos o pymes la tasa en su totalidad. Lo que hacemos ahora es adelantamos en previsión a lo que pueda ocurrir en el futuro”.

Contra este acuerdo también se podrá interponer por los interesados recurso contencioso-administrativo, en el plazo de dos meses contados a partir de mañana.