EL AYUNTAMIENTO PRETENDE AUMENTAR LAS APORTACIONES MUNICIPALES A LAS JUNTAS VECINALES PARA QUE SEAN “MÁS EQUITATIVAS”

LOS ALCALDES PEDÁNEOS VEN BUENA ACTITUD POR PARTE DEL EQUIPO DE GOBIERNO TRAS LA PRIMERA REUNIÓN DEL CONSEJO DE JUNTAS VECINALES

424

El Ayuntamiento acogió ayer por la tarde la primera reunión de la legislatura del Consejo de Juntas Vecinales, un órgano que el actual equipo de Gobierno ha reactivado después de que estuviera inactivo gran parte de la pasada legislatura.

El presidente de la Junta Vecinal de Otañes, Jorge Cuevas (PSOE) ha señalado en Castro Punto Radio que fue un encuentro “bastante ameno” del que salió “contento” por “la buena predisposición que vi por parte de la alcaldesa y por la relación que hay entre pedanías y que es bastante buena”.

Cuevas comprobó que “lo que dijo Susana Herrán en campaña electoral en cuanto que quería empezar a trabajar con las juntas para que no fueran las marginadas del municipio, lo puso ayer encima de la mesa”.

En la reunión “hablamos de problemas y carencias comunes que tienen todos los pueblos y se nos trasladó lo que el Ayuntamiento tenía pensado hacer y las cosas que van a cambiar para que la conexión sea fluida y constante”.

Entre otras cosas, se abordó el asunto de las subvenciones municipales a las Juntas Vecinales, que el actual equipo de Gobierno quiere cambiar para que sean aportaciones y “aumentarlas para que sean acordes a lo que se paga de impuestos en cada pueblo”.

Otro de los asuntos en los que se trabajará tiene que ver con la famosa deuda del agua que tienen cuatro pedanías (Otañes, Ontón, Mioño y Sámano) a cuenta de la devolución de la ayuda entregada en 2009 a cambio de la cesión de las infraestructuras del agua. Como ha explicado Cuevas, “se va a buscar una solución entre todos, que pasaría por pagar pero en cómodos plazos hasta donde podamos llegar cada uno. Y es que, tener que hacerlo de golpe sería prácticamente cerrar las juntas que están afectadas”.

También se trasladó a los presidentes de juntas que “se van a reanudar las limpiezas de caminos que hacía el Ayuntamiento y que no se estaban realizando. Nos dieron un mapa para que cada uno pusiéramos los puntos más importantes que queremos que nos limpien”.

La de ayer fue una primera toma de contacto de la que Cuevas salió contento “porque veo predisposición a ayudar a las pedanías y mantener un contacto fluido. Hay ganas de cumplir lo que se dijo en campaña electoral”.

Sobre la reunión de ayer hemos hablado también con el presidente de la junta Vecinal de Oriñón, Guzmán Miranda (Acuerdo por Castro) que ha valorado que “se vuelva a dar visibilidad al Consejo, que estuvo apartado en la pasada legislatura”. Tiene la impresión de que “hay ganas de hacer cosas y de usar este órgano para beneficiar a las juntas”.

Percibió que la alcaldesa “está sensibilizada con el tema y la sensación es que se va a involucrar mucho. Esperemos que con el paso del tiempo sea realidad, pero la actitud ya es completamente distinta a la del anterior Equipo de Gobierno”.

Para Miranda, una de las cosas más importantes de las tratadas ayer tiene que ver con las aportaciones municipales, “que van a ser más equitativas para las juntas. La intención es aportar en función de las necesidades de cada una y de los ingresos en cuanto a impuestos. Se está estudiando y será para el próximo presupuesto cuando lo puedan perfilar”.

También ha destacado el punto referente a la limpieza de caminos, que ahora se está haciendo con los contratados por Corporaciones Locales. “En su día, al margen de esto, el Ayuntamiento hacía dos limpiezas anuales y se quiere retomar, lo que considero una buena noticia”.

Miranda ha reconocido que hubo un momento de la reunión en el que “me enfadé un poco”. En concreto, cuando salió a debate la limpieza de la playa de esta junta. “Al principio de la legislatura se hizo una intervención y no se ha vuelto a hacer ninguna mas. Presenté documentación referente a la catalogación de esta playa como urbana y creo que tiene que tener los mismos servicios que las dos que hay en el casco urbano. Ayer Susana Herrán me llegó a  decir que era una playa semiurbana y yo no lo veo por ningún sitio. No vamos a retroceder ni un paso en este aspecto porque hemos mantenido contactos con Costas y nos dice que la playa es urbana”.

Imágenes de los integrantes de las juntas de Otañes y Oriñón en el pleno de constitución de las Juntas Vecinales.