EL AYUNTAMIENTO SACA A LICITACIÓN LA PRIMERA RAMPA MECÁNICA DEL MUNICIPIO QUE DARÁ ACCESIBILIDAD AL COLEGIO SANTA CATALINA

965

El Ayuntamiento de Castro Urdiales saca a licitación las obras para construir rampas mecánicas que completen la accesibilidad al Colegio Santa Catalina.

El plazo de ejecución de las obras será de seis meses, con una inversión que asciende a 1.194.480 euros. Para ellas se ha obtenido una subvención de la Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria de 482.638 euros.

En cuanto a la descripción de las obras, según indica el proyecto, el Colegio Santa Catalina se encuentra situado en la zona más alta del casco urbano de Castro, muy cerca de la autovía A8, en la falda de la ladera, pero a escasos 300 metros del centro histórico de la ciudad. Hay un desnivel importante entre el paseo marítimo, zona llana que comunica los barrios de Cotolino y Ostende con el casco histórico del centro de Castro, y la de Santa Catalina.

Esta situación se salva, en parte, con dos ascensores que superan un desnivel de más de 30 metros, y una vez en la Avenida de la Libertad, ya en la zona de Santa Catalina, el recorrido hasta las puertas del colegio supone unos 100 metros de acera con un desnivel adicional de 15 metros y tramos con pendientes de hasta el 15%.

Se van a construir tres tramos de rampa mecánica, que admiten inclinaciones de hasta 12º, enlazadas por descansillos de unos 2,5 a 3 metros entre elementos mecánicos. Esta configuración permite adaptarse a la curva de la calle, al mismo tiempo que salva la diferencia de cota entre inicio y fin de tramo sin generar un desnivel excesivo entre la cota de la acera y el rasante de la rampa.

Por otro lado, la existencia de sobreanchos de acera y zonas verdes amplias en casi todo el recorrido facilita la implantación de un sistema de este tipo, con una anchura media entre caras exteriores de muros de 2 metros, dentro de los que se instalarían los equipos eléctricos. Se plantean las rampas sobre la franja de aparcamiento en el tramo inicial y sobre la acera en la mitad superior. Se repondrán todos los servicios afectados por las excavaciones necesarias y se adaptarán y repondrán tanto el firme de la zona asfaltada del vial como el pavimento de la acera.

El trayecto por rampas mecánicas, así como la acera peatonal, quedarán bien iluminadas con un hilo longitudinal de LED escamoteado bajo el pasamanos de las escaleras, es decir, incluido en el suministro de los propios equipos y materiales que componen la instalación. El objetivo es no solo crear un nivel de iluminancia acorde al uso previsto, sino marcar linealmente el nuevo recorrido.

En las aceras se iluminará con proyectores LED encastrados en los muros de sostenimiento de las rampas que iluminarán el pavimento de baldosa. El objetivo es generar una ambiente suficientemente iluminado especialmente en horas nocturnas, cuando previsiblemente las rampas estarán fuera de servicio, además de crear un nivel de iluminancia acorde a las aceras.