CASTRO SE SITÚA COMO EL MUNICIPIO GRANDE DE CANTABRIA CON MAYOR INCREMENTO DE DELITOS EN EL PRIMER TRIMESTRE DE ESTE AÑO

AUMENTARON DE ENERO A MARZO UN 17% FRENTE A UN DESCENSO DEL 1,7% EN EL CONJUNTO DE CANTABRIA

679

Los delitos descendieron en Cantabria un 1,7 por ciento durante el primer trimestre de 2021, según se desprende del Balance de Criminalidad de los tres primeros meses del año hecho público este miércoles por el Ministerio del Interior.

Con ese descenso, la Comunidad Autónoma registra la séptima tasa de criminalidad más baja de España, con un índice de 28,3 delitos por cada 1.000 habitantes, solo por detrás de Extremadura, Asturias, La Rioja, Castilla y León, Aragón y Galicia. Esta tasa es la más baja de Cantabria en los últimos 11 años. La media de España es de 36,3 infracciones penales por cada 1.000 habitantes.

Con respecto a los datos de los tres primeros meses de 2020, las infracciones penales conocidas bajaron un 1,7%, al pasar de las 4.190 conocidas entre enero y marzo del pasado año a las 4.117 de 2021.

El descenso registrado se debe fundamentalmente a la reducción de delitos como los robos con violencia o intimidación, que se redujeron un 40%; los robos con fuerzas en las cosas, que bajaron un 38,2%; los hurtos, que cayeron un 27,3% o los malos tratos en el ámbito familiar, con un descenso del 23,9%.

No obstante, algunos tipos delictivos registraron un incremento, como el de tentativa de homicidio o asesinato, que se incrementó un 250% respecto a los tres primeros meses de 2020 (al pasar de 2 a 7), o los delitos contra la libertad y la indemnidad sexual, que subieron un 88,9% (de 18 entre enero y marzo del pasado año a 34).

Los delitos contra el patrimonio (robos, hurtos, estafas, sustracciones de vehículos, daños…) fueron los más numerosos durante el primer trimestre con 2.917 del total pero, pese a ello, se redujeron un 1,6% respecto al primer trimestre de 2020.

DATOS DE MUNICIPIOS MAYORES DE 20.000 HABITANTES

El Balance de Criminalidad recoge los indicadores de seguridad de los municipios mayores de 20.000 habitantes (se tiene en cuenta la población empadronada y no la vinculada), que en el caso de Cantabria son Santander, Torrelavega, Camargo, Castro Urdiales y Piélagos.

En Castro Urdiales, la tasa de criminalidad se situó en 44,1 por cada 1.000 habitantes, la más alta de Cantabria, y las infracciones penales conocidas aumentaron un 17,3%, el mayor incremento, con diferencia, de las grandes localidades de la región.

De enero a marzo se registraron en nuestro municipio 366 delitos, frente a 312 del mismo periodo del año anterior.

De ellos, hubo 71 hurtos (81 en 2020), 15 robos con fuerza en domicilios o establecimientos (42 el año pasado), 6 delitos contra la libertad sexual (3 en 2020), 5 por tráfico de drogas (2 en el primer trimestre del año anterior) y 263 catalogados como “resto de infracciones penales” (175 en 2020).

En lo que al resto de municipios grandes se refiere, en Santander se cerró el primer trimestre de 2021 con una tasa de criminalidad de 30,2 infracciones penales por cada 1.000 habitantes, y el total descendió un 8,5%.

En Torrelavega la tasa de criminalidad se sitúa en 30,9, y las infracciones penales conocidas descendieron un 6,7%, y en Camargo la tasa fue de 33,5 infracciones penales por cada 1.000 habitantes y el descenso de los delitos conocidos del 15,2%.

Finalmente, Piélagos ha cerrado el primer trimestre con una tasa de criminalidad de 24 infracciones penales por cada 1.000 habitantes y los delitos conocidos se han incrementado un 0,7%.