PARA EL CLUB LOS CHELINES LOS PROTOCOLOS DE FEDERACIÓN Y AYUNTAMIENTO “SON INCOMPATIBLES EN ALGUNOS PUNTOS”

EL DIRECTOR DEPORTIVO SEÑALA CONTRACCIONES EN EL USO DE MASCARILLA Y VESTUARIOS Y EL ACCESO DE PÚBLICO

922

El equipo de División de Honor Plata del Club Balonmano Los Chelines comenzará la competición el 27 de septiembre, como así ha establecido la Federación Cántabra, que ha diseñado una liga a 26 jornadas, con 56 equipos en cuatro grupos de 14 equipos cada uno.

El conjunto castreño se mantiene en el mismo grupo de la temporada pasado, lo que es una buena noticia para el club porque se evitan el gasto añadido que supondría tener que viajar a Canarias.

Antes de comenzar la liga, las chicas de Los Chelines ya tienen marcado el calendario de pretemporada, sobre el que ha dado detalles en Castro Punto Radio el director deportivo del Club, Daniel Franco. “Comenzaremos los entrenamientos en el Pachi Torre el 17 de agosto y celebraremos partidos amistosos, todos en casa, el 29 de agosto y los días 6, 12 y 19 de septiembre”.

En el uso de las instalaciones municipales, en este caso el polideportivo Pachi Torre, el club debe respetar las normas marcadas por el protocolo de uso que ha establecido el Consistorio. Un documento que, según Franco, “es incompatible, en algunos puntos, con el que ha redactado la Federación Cántabra”.

Por ejemplo, “el Ayuntamiento marca que es obligatorio el uso de mascarilla en todo momento, cuando no se puede hacer un entrenamiento físico con ella puesta. La Federación permite, manteniendo distancia de metro y medio, quitarla durante el ejercicio y usarla en los accesos y salidas, en los periodos de descanso o en las charlas”.

Por otro lado, “hemos conseguido geles hidroalcohólicos para desinfección de manos y material, vamos a proporcionar a los jugadores una mascarilla del club homologada, unos guantes si es necesario, hemos comprado un botellín personificado para cada deportista y termómetros para tomar temperatura”.

Hasta ahí, “estamos conformes con lo que marca el protocolo del Ayuntamiento”. No tanto con el hecho de que “establece que los clubes, después de cada entrenamiento, tenemos que hacernos cargo de limpiar las zonas comunes del pabellón. Es imposible. Lo que tendría que hacer el Ayuntamiento es tener a unas personas profesionales allí para que, cuando acabe un entrenamiento, se desinfecte. Entre otras cosas, nosotros no somos expertos y nos podemos dejar cosas importantes sin limpiar y que alguien se infecte. Profesionales en la materia lo harían mejor”.

Los protocolos de Ayuntamiento y Federación también difieren en lo que tiene que ver con el uso de vestuarios. “La Cántabra dice que se pueden usar el 50% de los que haya y el Consistorio que sólo en competición oficial. El 6 de septiembre tenemos un amisto con un equipo de Getafe y ¿no vamos a dejar que se duchen? No nos parece razonable”.

También se marca que “no podrá haber público en los partidos, cuando la Federación permite una ocupación del 75% del aforo, siempre que se mantenga una distancia de metro y medio. Castro va a ser el único equipo de toda la categoría que no tenga animación. Los demás van a tener a su público en los partidos”.

Franco ha señalado que “nuestra idea es hablar con el concejal de Deportes para comentar estos puntos, pero no hemos tenido posibilidad de quedar con él”.

Imagen de archivo de una partido del equipo de División de Honor Plata.