COLECTIVOS ECOLOGISTAS ORGANIZAN UNA CHARLA SOBRE LA CANTERA DE SANTULLÁN: “ANACRÓNICA, IRREGULAR Y SIN RESTAURACIÓN AMBIENTAL”

371

Las entidades ecologistas Equo Cantabria y Ecologistas en Acción han convocado una charla-debate para este viernes, en Castro Urdiales, para hablar acerca de la situación de la Cantera de Santullán, “una explotación minera que consideramos anacrónica, irregular, y que incumple gravemente la obligada restauración ambiental, algo que es posible gracias al absentismo de las administraciones públicas”, según indican en la convocatoria.

El evento dará comienzo a las 7 de la tarde, y se desarrollará en el Centro Cultural La Residencia de Castro Urdiales. Intervendrán Floren Enríquez (presidente de Ecologistas en Acción Cantabria), y Juantxu Bazán (Responsable de Urbanismo y Medio Ambiente de Equo Cantabria), y explicarán las alegaciones que se han presentado a las administraciones públicas, “y debatiremos sobre la situación de la cantera y lo que puede hacerse para que cumpla con la legalidad minera y ambiental”.

“La situación de cantera no nos parece que deba ser permisible”, indicaba recientemente Bazán, destacando que esta cantera minera es “la primera tarjeta de visita, el primer anuncio de esta Cantabria Infinita llegando desde Bilbao y supone uno de los mayores impactos ecológicos de Cantabria”.

Juantxu Bazán señala que “hoy en día sería impensable dar licencia de actividad en una zona tan próxima a núcleos urbanos habitados por su impacto contra el medio ambiente, y no hay una revisión exhaustivo del nivel de polvos y ruidos, lo que conlleva peligro para la salud”, algo que denunciaron, recientemente en Castro Punto Radio, alarmados ante las “nubes de polvo que sepultan Santullán y localidades vecinas”, como Sámano, Lusa, Otñes y barrios de Castro.

Además, en materia medioambiental, han denunciado que “se está arrasando con el encinar cantábrico, habiéndose talado miles de encinas”, así como está incumpliéndose el PGOU de Castro Urdiales, porque se asienta en suelo protegido, “sin que el Ayuntamiento haya siquiera contestado los escritos y denuncias presentadas sobre este asunto”.