COLOCADOS LOS 13 MOJONES QUE PONEN FIN A LA ‘GUERRA TERRITORIAL’ ENTRE GURIEZO Y TRUCÍOS

ADOLFO IZAGUIRRE DEJA CLARO QUE "ESTE PROCESO LO HA LIDERADO EL AYUNTAMIENTO Y NO EL GOBIERNO DE CANTABRIA"

648

El pasado miércoles se colocaban los 13 mojones pendientes de instalar para fijar la línea establecida por el Tribunal Supremo en el deslinde entre el municipio cántabro de Guriezo y el vizcaíno de Trucíos. Con esto, se pone fin a años de ‘guerra territorial’ entre ambas localidades.

Como ha recordado en Castro Punto Radio el primer teniente de alcalde en funciones de Guriezo, Adolfo Izaguirre, “en el año 2013 se habían colocado los cinco mojones principales, pero la representación de Trucíos y de la Diputación de Vizcaya presentaron un recurso que tenía que llegar hasta el Supremo. Fue desestimado al entenderse que era ya una causa juzgada y el pasado miércoles se colocaron los mojones que faltaban”.

Con todo, Izaguirre entiende que “este tema está ya decidido”, aunque tiene claro que “si existiera algún resquicio legal para recurrir, desde la Diputación de Vizcaya lo harán, otra cosa es que prosperase porque el asunto ha llegado a donde ha llegado y ha sido sentenciado por el Supremo”.

Fue en 1996 cuando surgió este conflicto territorial, después de que “desde Trucíos se colocaran unos carteles en la zona de Agüera. Una acción que se fue repitiendo”. Harto de esta situación, Izaguirre, que por entonces era alcalde de Guriezo, retiró los carteles y tablones que se habían colocado, levantando acta de aquella actuación. “Fue cuando comenzó la que se conoció como ‘guerra de los carteles’. Me presentaron una denuncia ante el Juzgado de Balmaseda y me negué a ir allí porque eso suponía reconocer la jurisdicción de Balmaseda sobre la de Agüera. Yo entendía que Agüera era Guriezo y, si había alguna cuestión que juzgar, debía ser en Castro como partido judicial”.

Con este motivo “se presentó una inhibitoria, se llegó al Supremo y éste sentenció que los asuntos habían ocurrido en Agüera y que competían al Juzgado de Castro. Se fue a juicio y se nos dio la razón, entendiendo que desde Trucíos se habían extralimitado colocando cartelería fuera de su jurisdicción”.

El proceso para establecer los límites entre ambos municipios y, por tanto, entre las comunidades de Cantabria y Vizcaya, ha sido largo pero, el pasado miércoles, se le ponía fin con la colocación de esos 13 mojones.

Izaguirre ha querido dejar claro que “ha sido el Ayuntamiento de Guriezo el que ha liderado todo esto” y en este sentido, ha pedido al Gobierno de Cantabria y a Miguel Ángel Revilla “que no se atribuyan los logros porque el dinero y todos los movimientos los ha puesto el Ayuntamiento”. De hecho, “cuando se inició toda esta historia, la percepción del Ejecutivo regional era que se iba a perder y nadie quería asumir el tema”.

Foto: El Diario Montañés.