DETENIDOS CINCO HOMBRES QUE RECOLECTABAN 1.100 PLANTAS DE MARIHUANA EN SONABIA

194

La Guardia Civil de Cantabria, en una operación contra el cultivo y tráfico de marihuana, ha procedido al desmantelamiento de una plantación tipo “indoor” perfectamente acondicionada en el interior de un chalet de la localidad de Sonabia (Castro Urdiales), interviniendo 1.140 plantas y procediendo a la detención de cinco hombres, todos ellos vecinos de Bizkaia y de edades comprendidas entre los 23 y 59 años.

Desde principios de este año, la Guardia Civil comenzó una investigación al tener sospechas de la existencia de una importante plantación de marihuana en el interior de una vivienda en Sonabia.

Una vez determinada la propiedad resultó significativo que se encontraba constantemente vigilada por dos perros, al tiempo que se consiguieron indicios suficientes que hicieron sospechar del cultivo de marihuana en su interior.

Con la diferente información obtenida, durante la mañana del lunes 4 de marzo la Guardia Civil decidió explotar la operación, teniendo que intervenir efectivos del SEPRONA para hacerse con el control de los perros, y de esta forma realizar la entrada a la vivienda con seguridad para el resto de los componentes del operativo.

En ese momento, en el interior de la vivienda había cinco hombres realizando trabajos de recolección de las plantas, intentando huir al ser sorprendidos por los agentes, siendo interceptados todos ellos y procediendo a su detención.

El chalet se encontraba preparado con una compleja instalación de sistemas de iluminación, riego, ventilación y humidificación para generar las condiciones idóneas para el crecimiento rápido de las plantas. Igualmente se hallaron dependencias y utensilios para el secado y empaquetado del cannabis.

Tras el recuento final, los agentes intervinieron 1.140 plantas de marihuana, al tiempo que se pudo acreditar un enganche ilegal de luz a la red eléctrica pública para alimentar las instalaciones, por lo que se instruye diligencias también por presunto delito de defraudación de fluido eléctrico.

La investigación se desarrolló por efectivos de los Equipos de Policía Judicial de la Guardia Civil de Castro Urdiales y Laredo, con el apoyo de otras Unidades de la Compañía de Laredo.