EL JEFE DE LA POLICÍA ASEGURA QUE LOS MOTEROS ‘PAPÁ NOEL’ “EXCEDIERON, EL AÑO PASADO, LAS CONDICIONES DE LA AUTORIZACIÓN QUE SE LES CONCEDIÓ”

57

19 DICIEMBRE 2018 /

La tesorera de la asociación ‘La Tribu del Chiringuito’ de Oriñón, Nora Saiz, contaba ayer en Castro Punto Radio cómo habían decidido trasladar la quedada de moteros vestidos de Papa Noel a Laredo después de que, tras la edición del año pasado celebrada en Castro, recibieran una llamada del jefe de la Policía Local “invitándonos a no volver a repetir la quedada en Castro, con amenaza de multa incluida, porque parece que alguien se quejó de que hacíamos ruido y se dijo que nos habíamos saltado las normas de circulación, algo que no es cierto”.

Hoy hemos hablado al respecto de este asunto con el jefe de la Policía, Domingo Lázaro García, que ha señalado que “lo que sucedió es que, el año pasado, se les dio autorización para el evento con una serie de condiciones determinadas que excedieron”. Ha detallado que “invadieron zonas peatonales, usaron señales acústicas, etcétera. Recibimos bastantes quejas ciudadanas y llamadas de vecinos a la comisaría. Se constaron una serie de incumplimientos y molestias y nosotros tenemos que preocuparnos por la tranquilidad ciudadana e intentar que no se repitan esas molestias”.

Ha dejado claro que, “en esa llamada, yo no invité a nadie a no repetir o a no volver a Castro. Simplemente dije que no se podían repetir esos incumplimientos. Se les hizo ver que, cuando se autoriza un evento, se fijan unas condiciones que hay que cumplir”.

Al hilo de este asunto, hemos preguntado al jefe de la Policía cómo se suele actuar con otro tipo de eventos que también pueden generar molestias a los ciudadanos. Por ejemplo, sobre los conciertos y otros actos durante las fiestas, ha reconocido que “suele haber alguna queja ciudadana”, pero ha defendido que “todo está bastante regulado en cuanto a horarios y niveles sonoros a emitir. Pese a todo, siempre hay algún vecino que se siente perjudicado por el desarrollo de esas actividades. Otra cosa es que el Ayuntamiento, que entiende que las fiestas hay que celebrarlas, pone todas las medidas para minimizar esas molestias”.

A partir de ahí, “nosotros vigilamos que los eventos previstos se desarrollen en las condiciones que se han establecido y eso no pasó con los moteros”.

Por otra parte, hemos planteado a Domingo Lázaro García la situación de músicos callejeros que se instalan con amplificadores en distintas calles de Castro. Al respecto ha dicho que “no hay ninguna norma que lo prohíba. Las llamadas de vecinos a la policía en estos casos son escasas pero, la política que seguimos es trasladar a ese músico en caso de recibir una llamada de un ciudadano porque está justo debajo de su ventana y le está causando molestias”.