LA ASOCIACIÓN DE POLICÍA LOCAL Y BOMBEROS CRITICA “LA NEGATIVA AL DIÁLOGO Y LA IMPOSICIÓN DE CASTRO VERDE”

603
La sección castreña de la Asociación de Policía Local y Bomberos (APLB) de Cantabria ha emitido un comunicado en el que detallan sus últimas reuniones en la Delegación del Gobierno en Cantabria y en el ejecutivo regional.
 
Detallan su cita con el delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, en la que “le trasladamos la preocupante situación de los colectivos de Policía Local y Bomberos de Cantabria, así como propuestas de solución para mejorar las condiciones de trabajo, dotación de medios materiales y humanos, un problema generado principalmente por los Ayuntamientos, como el de Castro Urdiales, con una nefasta gestión en lo relativo a estos colectivos”.
 
La merma de efectivos en la Policía Nacional y Guardia Civil “supone una carga añadida a las policías locales. En el caso de Castro, este cuerpo ha tenido que atender cientos de incidencias derivadas desde la Guardia Civil”.
 
APLB también ha alabado “la buena disposición mostrada por el consejero de Presidencia, Rafael de la Sierra, durante la negociación de las Normas Marco de las Policías Locales de Cantabria”.
 
Para este sindicato, contrastan esas reuniones “con la cerrazón de Castro Verde, su negativa al diálogo y la imposición como única vía de relación con quienes representamos a los funcionarios de los colectivos de seguridad y emergencias de Castro Urdiales”.
 
“Han sido incapaces de mantener una sola reunión sobre emergencias en cuatro años. Han abocado a los Bomberos a iniciar acciones judiciales, imponiendo soluciones arbitrarias a golpe de voto de calidad”, indica el sindicato, que reprocha como “los bomberos sufragan los gastos judiciales con su dinero, mientras que el equipo de gobierno lo hace con el de los ciudadanos”.
 
“Han desmantelado la Policía Local, llevándola a una situación gravísima por falta de efectivos”, continúa APLB, que recuerda que, en un mes se han jubilado cuatro policías, el 10% de la plantilla, y en breve lo hará un quinto agente.
 
“En resumen”, concluyen, “una pésima gestión que ha derivado en una situación que este equipo de gobierno parece incapaz de resolver y que, además de los ciudadanos, sufre la ciudadanía”.
Imagen de archivo de una concentración de los bomberos frente al Ayuntamiento castreño.