LA CROTU DA LUZ VERDE A LA MODIFICACIÓN DEL PLAN GENERAL PARA CONVERTIR LA FABRICA DE LOLÍN EN UN ÁREA COMERCIAL

AHORA, EL AYUNTAMIENTO TENDRÁ QUE VOTAR POR MAYORÍA ABSOLUTA LA APROBACIÓN DEFINITIVA DE ESA MODIFICACIÓN DEL PLAN

484

La Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo del Gobierno de Cantabria ha informado favorablemente, en su última reunión, la modificación puntual número 23 del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Castro Urdiales, sobre una parcela en la que se ubica actualmente la industria de Conservas Lolín, que pasa a formar parte de un uso comercial-productivo, manteniendo la misma clasificación del tipo de suelo, calificado como urbano, y respetándose las servidumbres de Confederación Hidrográfica existentes.

De esa manera, si el pleno del Ayuntamiento de Castro Urdiales aprueba por mayoría absoluta la modificación definitiva del PGOU, la conservera se podrá trasladar al polígono de Vallegón, en Sámano, con el consiguiente aprovechamiento urbanístico del actual recinto para convertirlo en área comercial.

Recordemos que, en el último pleno ordinario de la pasada legislatura, el 30 de abril, con los votos a favor de CastroVerde y PRC y las abstenciones del resto de grupos, salía adelante la aprobación provisional de esta modificación del Plan. Se informaba que habían quedado resueltas las alegaciones, la mayoría de las cuales fueron rechazadas. Se una que tenía que ver con “establecer un coeficiente de homogeneización y otra para que los anchos de la pasarela peatonal que se construirá respondan a unos estándares”, tal y como informaba el exconcejal de Urbanismo, Eduardo Amor.

Del mismo modo, se realizó una nueva memoria recogiendo una serie de recomendaciones efectuadas por la Demarcacion Costas, en cuanto que “los dos edificios que se plantea construir en la parcela, deben ser independientes, tanto funcional como estructuralmente”.

Durante el debate plenario de abril, CastroVerde y PRC defendieron los beneficios que este modificado del Plan General tiene para Castro. Desde el PP argumentaban su abstención en el hecho de que “no creemos que el convenio entre la empresa y el Ayuntamiento sea tan beneficioso para Castro”. El PSOE, por su parte, aseguraba que, en dicho convenio, “el beneficio para la empresa queda perfectamente definido, pero no tanto el del Ayuntamiento en el sentido de que las contraprestaciones que debía aportar la empresa alcanzaban un total de 1.147.000 euros. Teniendo en cuenta que, en base a las advertencias de Costas, se eliminó una de las pasarelas que se comprometía a construir la empresa y que costaba 62.000 euros; y que la valoración de un pozo de agua era de 562.000 euros y Confederación Hidrográfica dice que no es propiedad de la empresa y que para hacer la cesión es necesaria su autorización, ¿se va a recuperar ese equilibrio?”.

El interventor explicó en ese momento que “las contraprestaciones tienen que estar equilibradas y las dos partes pueden modificar el convenio. No obstante, lo que ocupa ahora no es eso, sino la modificación del Plan General”.

Para la aprobación definitiva de la modificación del Plan, será necesario que alguna otra fuerza política vote a favor, ya que los 9 concejales que ahora suman PRC y CV son insuficientes, al requerirse la mayoría absoluta (11).