LA DGT EN CANTABRIA IMPULSA UNA CAMPAÑA DE CONTROL DEL ESTADO DE LOS NEUMÁTICOS

EL JEFE PROVINCIAL DE TRÁFICO DESTACA QUE “EL MANTENIMIENTO ADECUADO DE TODOS LOS ELEMENTOS DE SEGURIDAD ES IMPRESCINDIBLE PARA COMBATIR LA SINIESTRALIDAD”

268

La Jefatura Provincial de Tráfico de Cantabria realiza hasta el domingo, día 21, una campaña de control y vigilancia de la situación en la que se encuentran los neumáticos de los vehículos que circulan por las carreteras cántabras.

Sobre esta cuestión hemos hablado en Castro Punto Radio con el Jefe Provincial de Tráfico, José Miguel Tolosa. Como ha detallado, “se trata de una campaña autonómica que tiene como objetivos concienciar a los conductores sobre la importancia que tienen los neumáticos en la consecución de mejoras en la siniestralidad vial y, por otro, mejorar la seguridad vial mediante la vigilancia y control del estado de los neumáticos en los vehículos, especialmente furgonetas y vehículos de transporte”.

Durante esta semana, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria verificarán que los vehículos circulan con los neumáticos adecuados, la presión correcta y la profundidad de dibujo obligatoria.

Con el fin de reforzar la campaña y que los controles no solamente se realicen en las vías interurbanas, se ha invitado a los ayuntamientos de Cantabria que cuentan con Policía Local para que se sumen a la misma y realicen estos controles también en vías urbanas.

Tolosa ha detallado los principales motivos por los cuales se ha decidido realizar esta campaña de carácter autonómico. Ha señalado que “Cantabria mantiene unas cifras muy similares respecto al resto de España en lo que hace referencia a la antigüedad de los vehículos y su estado de conservación. En 2019 la antigüedad media de los vehículos en los que viajaban las víctimas mortales de accidentes fue de 14,5 años en turismo, 9 años en motocicleta y de 14 años en el caso de camiones de hasta 3.500 kg”.

Según el último estudio realizado por la DGT, el riesgo de fallecer o sufrir una lesión con hospitalización aumenta con la antigüedad del vehículo.

Teniendo en cuenta esta relación entre riesgo y antigüedad del vehículo, “el mantenimiento adecuado de todos los elementos de seguridad se convierten en una actividad imprescindible para combatir la siniestralidad”.

En cuanto a la accidentalidad, “en el caso de Cantabria y con datos correspondientes a 2020, sobre un total de 830 accidentes con víctimas acaecidos, en 11 de ellos aparece como causa de los mismos el que el vehículo implicado llevase los neumáticos muy desgastados o defectuosos. Las consecuencias de estos 11 accidentes fue la de una persona fallecida, una herida grave y 17 heridas leves”.

También las peculiaridades meteorológicas en la cornisa cantábrica, con unos mayores índices de pluviosidad y frecuente presencia de nieve, hielo y otros fenómenos atmosféricos adversos,  influyen negativamente sobre las condiciones de adherencia del vehículo en la vía y hacen que este problema adquiera una mayor importancia”.

“Los neumáticos constituyen el único y decisivo contacto con la carretera. Son los encargados de asegurar la adherencia en el empuje, en la frenada y en el deslizamiento lateral. También se encargan de que la dirección del recorrido del vehículo sea la deseada por el usuario y de la amortiguación de las imperfecciones del pavimento”.

Según un reciente estudio del RACE, “aproximadamente un millón y medio de los vehículos, un 5%, circulan con defectos graves en las ruedas, principalmente por llevar una profundidad del dibujo por debajo del mínimo legal; tener un desgaste irregular debido a una mala suspensión o una alineación incorrecta y circular con una presión errónea”.

En cuanto al estado de los neumáticos en el momento de presentar el vehículo a ITV en Cantabria en 2019, “de los 316.140 vehículos sometidos a Inspección, 13.303 presentaron defectos graves en sus neumáticos. En 2020, sobre un total de 326.485 inspecciones, la cifra de los vehículos que presentaron deficiencias graves en sus neumáticos fue de 12.213”.