LA EMPRESA QUE GESTIONA EL SERVICIO DEL AGUA EN GURIEZO RECLAMA AL CONSISTORIO 1,6 MILLONES DE EUROS

401

El alcalde de Guriezo, el regionalista Ángel Llano, ha anunciado que el Ayuntamiento está estudiando el grado de cumplimiento del contrato suscrito con la empresa Inima Water (antigua Ascán), ya que ésta reclama una deuda de 1,6 millones de euros al Consistorio. Inima Water reclama dicha cantidad como consecuencia de la sentencia del juicio que ganó al Consistorio por bajar las tarifas del agua de forma “unilateral” en la legislatura 2007-2011.

Además, hay que añadir que los precios de las tarifas están sin actualizar desde el año 2006, tal como recuerda la empresa, y que hay una cuota fija de 45 metros cúbicos “gracias al contrato blindado que firmó Adolfo Izaguirre (Partido Popular) y que convierten a Guriezo en uno de los pueblos que paga más caro el agua”, sostiene Llano en nota de prensa. “Ahora el actual equipo de Gobierno debemos afrontar un serio problema originado por la negligencia y la mala gestión realizada por estos políticos: Serna, Izaguirre e Ibarra”, ha subrayado.

El alcalde guriezano apunta que el actual equipo de Gobierno “quiere saber si la cantidad que reclama la empresa es correcta y si la empresa está cumpliendo correctamente el contrato suscrito por Ibarra, Izaguirre y Serna” que, en su opinión, “dieron el visto bueno a un contrato leonino, que finaliza en 2030,  para los intereses del Ayuntamiento y de los vecinos de Guriezo”.

Además, se suma que el contrato prevé una tarifa fija, que los precios no se han actualizado desde 2006 y que el anterior equipo de gobierno “ocultó todo”

En este sentido, ha explicado que la reclamación de Inima Water viene motivada por el juicio que perdió el Ayuntamiento contra la empresa “por bajar las tasas del agua de manera ilegal”, ya que, ha apuntado, “lo hicieron de manera unilateral. Ahora tenemos que hacer frente a una decisión de estos tres señores que tanto han perjudicado y perjudican a los intereses de los guriezanos”, ha apuntado.

De hecho, ha afirmado que, “como responsables están indignados de la nefasta gestión realizada por el anterior equipo de gobierno que ha causado y causa grandes perjuicios económicos a las arcas municipales”.

Por ello, ha advertido que “estudiarán” el contrato suscrito con Inimawater y “si la deuda es correcta, trataremos de alcanzar un acuerdo para que su pago perjudique lo menos posible en la prestación que el Ayuntamiento presta a los vecinos”.

Y ha advertido que no descartan “adoptar las medidas que sean necesarias”, como “pedir responsabilidades políticas y penales por esta y otras gestiones ejecutadas por Serna, Izaguirre e Ibarra y que tantos problemas están provocando”, ha concluido Llano.