LA LÍNEA DE AUTOBÚS CASTRO-BILBAO NO ESTÁ INCLUIDA, DE MOMENTO, EN LAS 42 QUE HA PACTADO EL GOBIERNO DE ESPAÑA QUE SERÁN GRATIS PARA USUARIOS HABITUALES

NO OBSTANTE, EN EL SECTOR CREEN QUE “LO LÓGICO” ES QUE LA GRATUIDAD SE EXTIENDA A TODOS LOS TRAYECTOS QUE AHORA DISFRUTAN DEL 50% DE DESCUENTO, COMO EL QUE NOS UNE CON LA CAPITAL VIZCAÍNA

430

El Gobierno de Pedro Sánchez ha pactado con el partido nacionalista catalán PdCat (la antigua Convergencia) una medida de cara a los Presupuestos Generales del Estado, en la que 42 líneas de autobuses de titularidad estatal explotadas por empresas en concesión, y que actualmente ofrecen descuentos del 50%, tendrían una rebaja del billete del 100% para bonos de viaje, previo depósito de una fianza que será devuelta cuando se complete un número determinado de recorridos.

El objetivo es ayudar a miles de pasajeros habituales de las líneas de autobús que se ven obligados a realizar desplazamientos por carretera por motivos laborales o para estudiantes. También persigue reducir el consumo de combustible en un momento de crisis energética.

Para adoptar esta medida se dispone de 30 millones de euros en los presupuestos del Estado.

Una de las conexiones que en la actualidad tiene un descuento del 50% es la que une Castro Urdiales con Bilbao, una de las más utilizadas por miles de trabajadores y estudiantes que residen en la localidad castreña y acuden a diario a la capital vizcaína.

En principio, esta línea no entra dentro de las que habrían pactado el Gobierno central y el PdCat, pero en el sector confían en que se extienda a este servicio. Porque entienden que “lo lógico” es que la gratuidad a partir del 1 de enero se extienda a todas las líneas que ahora mismo ya tienen una rebaja de la mitad de su precio.

La última palabra la tiene el Ministerio de Transportes, que debe desarrollar ahora la normativa que debe regular cómo se aplican los descuentos y por cuanto tiempo.