PELEAS, AGRESIONES, NAVAJAZOS, BOTELLAZOS… LA CRÓNICA DE UN POLICÍA LOCAL QUE “NO HABÍA VIVIDO UNA NOCHE COMO LA DEL SÁBADO EN MIS 24 AÑOS DE TRABAJO”

“MUCHOS DE LOS JÓVENES IMPLICADOS VENÍAN DEL PAÍS VASCO, YA QUE LA HOSTELERÍA ALLÍ CIERRA PRONTO”

4590

José Corujo lleva más de 24 años trabajando en Castro como agente de la Policía Local. Le tocó el turno de noche el pasado sábado y, como ha contado en Castro Punto Radio, “no había vivido una noche semejante antes. Espanta pensar lo que pueda venir de ahora en adelante”.

Y es que “fue una noche, desde el comienzo, con una serie ininterrumpida de peleas, agresiones y situaciones violentas extendidas por toda la ciudad que nos desbordaron en muchas ocasiones. Estábamos interviniendo en una zona y recibíamos avisos de otras peleas, al mismo tiempo, en otros lugares”.

Como ha detallado, “fue en torno a las 23:30 horas cuando nos avisaron de una pelea en la calle Ardigales. Cuando íbamos hacia allí, nos encontramos con un coche en el que iba, entre otros, un chico ensangrentado. Se dirigían al cuartel a presentar una denuncia. Al llegar a Ardigales, había una chica sangrando por la boca. Se identificó a varias personas y se avisó a una ambulancia. Cuando estábamos atendiendo este altercado, nos informaron de que una persona estaba recibiendo una paliza en la calle Hurtado de Mendoza. Identificamos a dos ciudadanos, y así una detrás de otra hasta el final del turno. Alguien con la nariz rota en la zona del Ayuntamiento, minutos después otro seminconsciente, al mismo tiempo múltiples peleas en el entorno de San Guillén, localizándose un grupo de unos 20 individuos muy activos en la mayoría de peleas. También botellazos en la calle Arturo Dúo, una persona con cortes en la espalda…”

Todo a la vez para un cuerpo de Policía con medios humanos escasos. De hecho, “no estamos autorizados a decir el número de agentes que había, pero si era un número lamentable”. De hecho, “sé que hubo navajazos y varias personas heridas, pero yo no estuve presente porque no llegábamos a todo. No tengo información oficial pero, en principio, no habría nadie muy grave”.

Hacia las 2:30 de la madrugada “llegó la USECIC de la Guardia Civil. Nos vimos más apoyados, pero todo se sucedía a la vez en distintos sitios. Fue espantoso”.

Corujo ha señalado que varios de los chavales implicados en peleas venían del País Vasco. “Puede tener que ver el hecho de que la hostelería allí cierra pronto y aquí pueden estar de fiesta hasta las 4:30. Lo que sucede también es que vienen en autobús y tienen que esperar al primero de la mañana. Los tenemos toda la noche por el pueblo, incluso después de cerrar los bares”.

Ponerle solución a la presencia de más Policía Local a corto plazo no es posible, teniendo en cuenta que son años los que se lleva hablando de la escasez. Por tanto, todo indica que tratar de evitar que este tipo de situaciones se repitan pasa por la intervención de la Delegación del Gobierno a través de los medios de la Guardia Civil.

Este es el sonido de la entrevista mantenida con el agente José Corujo: