EL PLENO APRUEBA LA MOCIÓN QUE INSTA A EDUCACIÓN A FINANCIAR O DIRECTAMENTE ENCARGARSE DE LA LIMPIEZA DE LOS COLEGIOS FRENTE AL COVID-19

QUEDA RECHAZADA LA MOCIÓN DE CV RELATIVA A LA DEVOLUCIÓN DE LAS TASAS MUNICIPALES DE SERVICIOS DEPORTIVOS, CULTURALES Y ESCUELAS MUNICIPALES

810

Pleno de escaso contenido el celebrado, de forma telemática, en el Ayuntamiento de Castro Urdiales, con un único punto del orden del día dictaminado. Además, un asunto de trámite como es la bonificación de impuestos y tasas en las obras de rehabilitación de varios edificios.

Precisamente este ha sido un aspecto que ha reprochado el concejal regionalista Pedro Fuste, que calificaba esta sesión como “histórica”, al ser “el pleno con menos contenido de la historia de Castro Urdiales, y ni se ponen colorados. No traéis nada al pleno. Menos mal que hay mociones, si no sería un pleno para enmarcarlo y saber lo que no hay que hacer en el Ayuntamiento”.

Crítica contestada por el equipo de Gobierno, al indicar que “hay mucho trabajo municipal que no tiene que pasar por los plenos, hay numerosos decretos de Alcaldía y se hace mucho trabajo que se ve que estamos desarrollando. Que no haya puntos dictaminados no significa que no se trabaje. Otros años ni siquiera ha habido plenos en agosto”.

El punto dictaminado se aprobaba por unanimidad, y de esa manera se bonifica en un 95% los impuestos en obras de rehabilitación obligadas por el Informe de Evaluación de Edificios, en esta ocasión de las comunidades de las viviendas de las calles Santander 6; San Francisco 9; Barrio de los Marineros 4 y Portus Amanus 4. El importe bonificado supone una cantidad algo superior a los 7.500 euros.

En lo que respecta a las mociones, también se refrendaba por unanimidad la presentada por el Partido Popular relativa a la designación de fiestas locales para 2021, que serán el 24 de junio (jueves) y el 30 de noviembre (martes).

MOCIÓN SOBRE LA LIMPIEZA DE COLEGIOS POR EL CORONAVIRUS

Mucho más debate suscitó la moción registrada conjuntamente por el Partido Socialista, Ciudadanos y PP relativa al incremento de gasto por parte de los ayuntamientos en la limpieza de los centros educativos debido al impacto del coronavirus.

En concreto, la moción insta a la Consejería de Educación “para que se haga cargo directamente del servicio de limpieza o bien articule los mecanismos económicos para que los ayuntamientos puedan destinarlos a este fin mientras dure la excepcionalidad por el Covid-19”.

Fue aprobada con los 11 votos del PSOE, PP, Cs y Podemos (ausente la edil socialista Nereida Díez), los 6 en contra del PRC y las tres abstenciones de CV.

En la exposición de motivos, la edil de Cs Rosa Palacio recordaba cómo los consistorios “tienen que hacer un esfuerzo presupuestario no contemplado, lo que suponen tensiones de Tesorería. Va a empezar el curso y es un esfuerzo adicional la limpieza de los centros educativos. Es inviable que la administración local deba contemplar el aumento de personal, materiales de limpieza, etc.”.  La moción “no dice que el Ayuntamiento no vaya a limpiar los colegios. Pone en evidencia que la Consejería de Educación pide medidas sanitarias pero las pone al libre albedrío de los directores, para que sean médicos, especialistas y coordinadores de seguridad, y que hagan un protocolo. Cuando desde la Administración hay que dar seguridad a las familias y dar certidumbre con lo que va a pasar el 7 de septiembre”.

En ello incidía la concejala socialista Leire Ruiz, que recordaba cómo “desde la declaración del estado de alarma los colegios han sido desinfectados, lo que ha supuesto un sobrecoste al Ayuntamiento. En julio, el Gobierno regional envió un protocolo a los colegios para afrontar al inicio del curso, un protocolo que no se nos envió al Ayuntamiento. Nos hemos reunido con la Consejera de Educación y le manifestamos el esfuerzo para el consistorio del sobrecoste de limpieza. Es el momento de arrimar el hombro todos, y la primera en ayudar debería ser la Consejería de Educación”.

Apuntalaba la moción el tercer partido proponente, el PP, que en palabras de su portavoz, Ana Urrestarazu consideraba “un desastre que, a fecha de hoy, no sepamos si nuestros hijos van a ir clase o no. No existe la planificación. No sabemos si va haber clases por la tarde, si va a haber extraescolares… ¿Van a desinfectar las mesas los profesores, como hacen los clubes deportivos en los pabellones? No hay un Consejero de Educación que organice el tema. No se puede decir que las ayudas de Corporaciones Locales se encarguen de la limpieza. El Ayuntamiento ha hecho un esfuerzo importante en la subvención a autónomos y Pymes, por tanto es normal que el Gobierno regional esté a la altura de lo que tiene que estar. El Ayuntamiento está pagando bastantes cosas que no le corresponde para que se hagan, lo que son competencias impropias. Si el Gobierno Regional no es capaz de hacer un protocolo para todos los municipios es que tenemos un problema muy gordo, y estamos hablando de niños”.

En el lado crítico con la moción, la edil del PRC Carla Urabayen afirmaba que “la alcaldesa prometió a los directores de colegios la semana pasada que harán todo lo que pidan, un ‘bien queda’ como siempre, ya que después piden dinero a la Consejería de Educación para cumplir las promesas que han hecho, pero que paguen otros. El Ayuntamiento podría haber tenido más previsión y acudir a Corporaciones Locales con perfiles de estas características. Además, es un acto de deslealtad del PSOE local con los socios de Gobierno regional”, al dirigirse a una Consejería gestionada por el PRC. “El PSOE de Castro va a dar el remanente de Tesorería al Gobierno de España, aun cuando se comenten injusticias con nuestra comunidad. Los socialistas buscan enfrentamiento con la otra parte del Gobierno Regional en vez del consenso”.

También Castro Verde, y en concreto Mónica Icaza reprochaba que “en las crisis no vale el postureo. Quedan 15 días para el inicio de curso y sea lo que sea, hay que solucionarlo ya. La limpieza de los colegios es competencia municipal desde 1985”. CV proponía una enmienda a la moción, que se retirara la primera parte (la de “instar a la Consejería de Educación para que se haga cargo directamente del servicio de limpieza”) y dejar la segunda (“que el Gobierno regional  articule los mecanismos económicos a los ayuntamientos”), aspecto que rechazaron los tres partidos proponentes.

Por su parte, el edil de Podemos, Alberto Martínez, recordaba que el coste de limpieza extraordinaria de cada centro educativo asciende a 2.500 euros al mes, lo que “no es una gran cantidad”. En cualquier caso, “que se aclare quién va a pagar la limpieza”.

Finalizaba las intervenciones la alcaldesa, Susana Herrán, que recordaba cómo “el Ayuntamiento ha realizado un protocolo de limpieza extraordinario que ha trasladado a los centros educativos, y ese esfuerzo económico se va a realizar. Los directores están asumiendo responsabilidades que no les corresponde, ya que la Consejería de Educación ha dejado a los pies de los caballos a los centros educativos, encargándoles  que realicen un plan de contingencia, que no es su función”.

Finalmente descartaba la deslealtad del PSOE al socio de gobierno en Santander: “los 15 representantes de la Federación de Municipios de Cantabria (5 del PSOE, 5 del PP, 5 del PRC) solicitamos a la Consejería de Educación que colaborase con este sobreesfuerzo de los ayuntamientos, incluidos los representantes del PRC. Esto no es ninguna deslealtad a nadie. La única lealtad se la debemos a los castreños. Es competencia municipal la limpieza ordinaria, pero esta es extraordinaria, y la vamos realizar”.

MOCIÓN PARA LA DEVOLUCIÓN DE LAS TASAS MUNICIPALES DE SERVICIOS POR EL COVID-19

También se suscitaba el debate en la moción de Castro Verde relativa a la devolución de las tasas municipales de servicios deportivos, culturales y escuelas municipales afectadas por el cierre de instalaciones frente al Covid-19.

Esta formación política propone la devolución “de oficio” de las tasas cobradas a los ciudadanos, y no compensar servicios futuros, que es lo que está ofreciendo el Ayuntamiento a los usuarios, “ya que la mayoría de la población no va a querer esa compensación”. La moción “pretende que los ciudadanos no hagan los trámites evitando el colapso del Registro, devolverles las tasas de oficio, y el que quiera compensar los servicios, que lo diga”, apuntaba Eduardo Amor.

Opinión apuntalada por el PRC, que cree que “hay más gente que querrá la devolución a la compensación, por tanto apoyaremos la moción”.

Para el concejal de Deportes, Gorka Linaza (PSOE), “en el tiempo que se ha establecido el Decreto de compensar servicios futuros, en Deportes ha tenido buena aceptación, con lo que el sistema es bueno. Se están llamando a los usuarios por teléfono y lo eligen mayoritariamente”.

La portavoz popular, Ana Urrestarazu, aprovechaba para recordar cómo “el 16 de abril se nos planteó este tema desde el equipo de Gobierno, y el PP fue el único partido que optó por la devolución de las tasas, cuando todos los demás, incluido CV, votaron por prorratearlas. Desde ningún partido me apoyasteis. Tantos meses después, pedís lo mismo que el PP. Si se hubiese apoyado esa propuesta cuando se planteó, estaría todo devuelto. Ya se están haciendo las cosas de otra manera y no tiene sentido esta moción ahora. Tenía sentido antes, pero llega tarde, compartimos el espíritu de la moción, pero no el momento”.

Replicaba Eduardo Amor indicando que “en abril no nos imaginamos que se iba a prolongar tanto el confinamiento, y ahora tenemos la sombra de un nuevo cierre de instalaciones si vuelve otro”.

La moción verde era rechazada con los 10 negativos votos de PSOE, PP y Ciudadanos, los 9 favorables de PRC y CV y la abstención del edil de Podemos.

MOCIÓN PARA LA MODIFICACIÓN DEL PROYECTO DE LAS OBRAS EN LA IGLESIA DE SANTA MARÍA

En esta moción, Castro Verde solicita “recuperar trece estatuas originales de la cubierta del templo, reconstruyéndose esas esculturas en vez de colocar pináculos”, y que “el Ayuntamiento solicite a la Consejería de Cultura que modifique el proyecto”.

Con ello “respaldamos el criterio de los técnicos redactores del mismo en el debate sostenido con los de la Consejería de Educación y Patrimonio, porque en la Memoria incluyen un informe en el que explican que, en contra de su opinión y por mandato de la Consejería, se ha retirado del mismo la construcción de las esculturas, sustituyéndolas por pináculos. Resultaría inadmisible que la citada decisión pueda tener motivaciones económicas, ya que las actuaciones realizadas hasta la fecha para dar cumplimiento del Plan Director se han dilatado incomprensiblemente en el tiempo y han tenido un alcance económico irrelevante respecto a las previsiones de dicho Plan (menos del 10%)”.

El concejal de Obras, Alejandro Fernández indicaba que “en el único en lo que estamos de acuerdo es en que las obras que se van a realizar son muy importantes, poco más. Han sido encargadas por la Consejería de Cultura, y este tema sí que se trató, pese a lo que indica CV, en la Comisión de Seguimiento del Plan Director de Santa Maria a la que yo acudí. Castro Verde pone en entredicho la acción política de los responsables de estas intervenciones y que se aplican criterios económicos, cuando se van a invertir 390.000 euros”.

Insistía Fernández en que “si los técnicos creen que no se deben restaurar 13 esculturas y sí construir 13 pináculos, es porque no existe certeza de que antes existían. No es momento de este tipo de mociones, máxime cuando las obras están a punto de licitarse. No es normal que el Ayuntamiento pida una reunión extraordinaria en este momento, poniendo en entredicho el proyecto realizado por técnicos. Esta moción supone poner palos en una rueda que ha empezado a rodar”.

El PRC manifestó únicamente querer saber el por qué “del cambio de criterio. De que no se restauren las figuras y se pongan pináculos”.

Para el PP, “esta moción me inquieta, ya que no sé qué interés puede tener CV en llegar a este punto. Es un debate extraño: CV dice que los redactores del proyecto están en contra de eliminar las esculturas, y Alejandro Fernández (que estuvo en la reunión) dice que están a favor. Me tengo que creer más a Alejandro, pero tendré que leer el acta de la Comisión de Seguimiento”.

Para Podemos, “las esculturas darían valor a Santa María, con lo que se podría modificar el proyecto aunque se haya licitado, lo mismo que ha pasado en la Plaza del Mercado”, si bien la alcaldesa apuntaba que es este último caso “la obra del Mercado no estaba licitada, como ahora”.

La moción salía adelante con los votos del PRC, CV y Podemos (10), en contra del PSOE y Cs (7) y las tres abstenciones del Partido Popular.