PODEMOS CASTRO DENUNCIA LOS RETRASOS EN LA FINALIZACIÓN DE LA OBRA DEL DEPÓSITO DE AGUA DEL MONTE CUETO

PREGUNTARÁN AL CONCEJAL DE OBRAS SI SE IMPONDRÁN A LA EMPRESA LOS 151.712 EUROS DE PENALIZACIONES RECOGIDAS EN EL CONTRATO

265

Con el título “Crónica de un desastre anunciado”, Podemos Castro ha emitido un comunicado en el que denuncia los sucesivos retrasos en la construcción del deposito de agua de La Loma, ubicado en el monte Cueto.

Relatan como en diciembre de 2018 se adjudicó la obra “cuyo único criterio a evaluar era el precio,  y parece que lamentablemente el tiempo nos da la razón”. La empresa encargada fue SIECSA y el importe, 1.436.800 euros IVA no incluido, “cifra que se calificó como anormalmente baja”.

El contrato se formalizó en mayo de 2019 y las obras no empezaron “inexplicablemente” hasta septiembre del año pasado.

Los trabajos se pararon en junio de 2020, y tras la denuncia de Podemos, SIECSA informó que “debido a la necesidad de calcular la estructura del depósito, y como consecuencia de los inconvenientes sufridos por la pandemia COVID-19, se ha producido un retraso en la ejecución de los trabajos respecto al plan de obra inicialmente estimado, motivo por el cual solicito la ampliación del plazo de finalización de los trabajos hasta el día 31 de octubre de 2020”. El Ayuntamiento le concedió una prórroga hasta ese día.

Para la formación morada “resulta chocante que el 8 de julio de 2020 la empresa SIECSA, adjudicataria de la obra, necesite calcular la estructura del depósito. ¿Quiere decir que con las obras comenzadas el 5 de septiembre de 2019 aún no habían calculado la estructura del depósito 11 meses después? Más que chocante, parece que se le ha concedido la obra de construcción del depósito a una empresa que no parece tener demasiado claro el orden de los trabajos previos a la fecha en que se comience a verter el hormigón”.

Para Podemos, “los despropósitos no acaban ahí. El 27 de octubre de 2020, a punto de expirar la primera prórroga, SIECSA registra una nueva petición en el Ayuntamiento, indicando que una vez definida la configuración de la estación de bombeo a ejecutar en la calle Riomar, adaptada a las necesidades reales en fase de explotación y conocidos los plazos de entrega de los mecanismos a suministrar y dado que ha habido que adaptar, coordinado con la Consejería de Obras Públicas, el trazado definitivo de la tubería por la carretera autonómica N-634, se ha producido un retraso en la ejecución de los trabajos según respecto al plan de obra inicialmente estimado, motivo por el cual solicitó la ampliación del plazo de finalización de los trabajos hasta el día 12 de diciembre de 2020”.

La formación morada se pregunta si SIESCA “no sabe que la N-634 es propiedad del Ayuntamiento de Castro Urdiales, o nadie del consistorio se lo ha hecho saber”.

“El disparate no acaba ahí”, según Podemos, ya que “el 4 de diciembre, en el colmo de la desfachatez, con la segunda prórroga a punto de vencer, la empresa SIECSA presenta un nuevo escrito en el que manifiesta que, debido a la retirada de equipos de obra y la puesta en marcha y ajuste de la instalación así como la gestión y tramitación de la acometida eléctrica al bombeo, se ha producido un retraso en los trabajos respecto al plan de obra inicialmente estimado, motivo por el cual solicitó la ampliación del plazo de finalización de los trabajos hasta el día 12 de enero de 2021”.

Reprocha este partido político que el equipo de gobierno, “muy gentilmente”, concedió esa tercera prórroga.

“Lo más grave”, indica Podemos, “es que por cada día que esta empresa se demore se puede penalizar con 0,60 euros por cada 1.000 euros del precio del contrato, IVA excluido. Como el precio del contrato son 1.436.800 euros IVA excluido, la penalidad por cada día de retraso serían 862,08 euros. Con las prórrogas por supuesto, probablemente no veremos un duro. Echando cuentas y restando las dos semanas que paró la construcción en abril, tenemos un retraso de 176 días, lo que equivale a 151.712 euros en penalizaciones que, esperemos, nuestro generoso equipo de gobierno no le vaya a perdonar a la empresa SIECSA. Si se lo perdonara, será un dinero que no irá a nuestro Ayuntamiento, tocará pagar a escote”.

Podemos Castro va a preguntarle al concejal de Obras y Servicios y a Intervención “si el Ayuntamiento piensa imponer penalizaciones a la empresa SIECSA por estos retrasos en la obra del depósito de agua de La Loma, retrasos achacables sin duda a la empresa concesionaria”.