PODEMOS QUIERE HACER “UNA OPOSICIÓN ACTIVA Y SER ÚTILES, NEGOCIANDO CON TODOS LOS PARTIDOS LOS PUNTOS DE NUESTRO PROGRAMA ELECTORAL”

ALBERTO MARTÍNEZ TIENE LA SENSACIÓN DE QUE LA OPOSICIÓN DE CV SERÁ "DURA" Y QUE "HA COGIDO EL PAPEL QUE TUVO EL PSOE ANTES DE LAS ELECCIONES"

317

Un mes y medio después de que se conformara la Corporación Municipal, hemos hablado en Castro Punto Radio con el concejal de Podemos, Alberto Martínez, que ha hecho una valoración sobre su estreno en el Ayuntamiento y los primeros pasos dados por el equipo de Gobierno.

Ha señalado que, en estos primeros días, “tenemos sensaciones positivas y estamos contentos con lo que nos estamos encontrando. Ya hemos arrancado a trabajar, a consultar decretos de alcaldía, expedientes nuevos  e información para ir avanzando en aspectos de nuestro programa electoral”.

Ha reconocido que, dentro de la Corporación, “se nota el cambio para bien en el sentido de que tienes herramientas y capacidad para conseguir información, que era algo que antes nos suponía un hándicap”.

Martínez renunció a la dedicación y al sueldo porque, como dijo en su momento, “mi labor política no va a ser la que sustente mi vida financiera”. Para la atención diaria de los ciudadanos y para trabajar de apoyo al partido y a la labor del propio concejal, Podemos cuenta con Nuria Sáez como personal de confianza. Fue elegida en asamblea por los miembros de la formación política como “una persona de confianza que, además había pasado por unas primarias y tenía el aval de mucha gente que la había votado”.

La presencia de Sáez en el Ayuntamiento, “es lo que me posibilita poder no depender de la política laboralmente porque, si no, sería imposible. El nivel de trabajo requiere contar con una persona con dedicación diaria que atienda a la gente y que me ayude a preparar las comisiones y los plenos”. No obstante, “yo me paso por el Consistorio todas las semanas, al menos un día,  además de que, gracias al Departamento de Informática, puedo trabajar también desde casa”.

Al margen de este asunto, Martínez ha valorado las primeras semanas de trabajo del equipo de Gobierno PSOE-Ciudadanos. “Creemos que llevan un buen ritmo, aunque aún es pronto para hacer una valoración buena. Nosotros seguimos fiscalizando, pero dando un margen para que cojan ritmo de trabajo”. Hasta ahora “sí consideramos que llevan una dinámica positiva y están contando con nosotros, dándonos información y solicitándonos opinión”.

Para Podemos, hay tres aspectos urgentes que el Gobierno debería abordar cuanto antes: “trabajar en la creación de un reglamento que incluya medidas reales de participación ciudadana; avanzar en un Plan de Ciudad, que requiere de mucho esfuerzo y tiempo por su complejidad y, por tanto, hay que abordarlo cuanto antes; y un nuevo presupuesto municipal”.

Preguntando por la oposición de CastroVerde en base a las preguntas que ha realizado en los últimos plenos, Martínez tiene la sensación de que será una oposición “dura” durante la legislatura. Cree que, “simplemente han cambiado los papeles y CV ha cogido el que tenía el PSOE antes de las elecciones. Lo verán como que están dándoles de su propia medicina”. Ha afirmado que, “en muchas de las intervenciones que están realizando, están detectando fallos de forma en el trabajo municipal, que tampoco es raro que se produzcan, y demuestran que están haciendo un trabajo exhaustivo investigando hasta la última letra del trabajo municipal. Es algo que alabar ya que la fiscalización desde la oposición es una de las labores más importantes”.

Por su parte Podemos, pretende realizar “una oposición activa siguiendo los cauces establecidos. Queremos ser útiles y tratar con el equipo de Gobierno algunos puntos de nuestro programa electoral para que salgan adelante, negociando con todos los partidos”.

Para terminar se ha referido a lo sucedido en el Pleno del pasado 11 de Julio después de que él renunciara a su dedicación como concejal. Recordamos que el PRC solicitó que esa dedicación le fuera otorgada a un concejal regionalista para que pudiera ejercer las labores propias del personal de confianza, ya que la Ley impide que un edil sea personal de confianza.

En aquel momento, “ya nos pareció un poco cambalache. La ley impide a un concejal ser personal de confianza y, buscarle una vuelta de tuerca a eso para conseguirlo, nos hizo dudar mucho. Después lo consultamos con los compañeros del partido y vimos que, la de renunciar a la dedicación, era una decisión mía que podía repercutir si el día de mañana dejo de ser concejal y alguien de Podemos tomar el relevo. En la anterior legislatura muchos de los concejales cambiaron con respecto a los que empezaron e incluso el PRC empezó renunciando al sueldo para luego cogerlo”.

Con todo, “decidimos pedirle al PSOE que diese marcha atrás porque nosotros no éramos favorables a esa petición del PRC”. Y es que, además, “pensamos que debe haber un margen de un puesto de dedicación todavía y, si incluso no fuera para nosotros, podríamos entender que, si en el futuro un miembro de la oposición entrara en el equipo de Gobierno, la usase. Lo tendríamos que estudiar pero es un margen que sería, en cierto modo, lógico”.