EL PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN FLAVIÓBRIGA DEFIENDE QUE “EL CASCO ANTIGUO NO ES UN SITIO PARA PONER COSAS EN LAS QUE HACERSE ‘SELFIES'”

VÍCTOR AGUIRRE SEÑALA QUE EL MONUMENTO A LOS BALLENEROS "ES UN BULTO INCÓMODO PARA LOS QUE SE MUEVEN POR ALLÍ Y PUEDE SER PELIGROSO CON EL TIEMPO SI NO SE MANTIENE"

788

Hace unos días en un comunicado, la ‘Asociación Flavióbriga para la protección y difusión del Patrimonio de Castro Urdiales’ mostraba su disconformidad  con la colocación del monumento en homenaje a los balleneros en el muelle sur del puerto. En Castro Punto Radio hemos hablado con su presidente, Víctor Aguirre.

Ha insistido en que “no es el lugar adecuado para colocar este tipo de cosas, sin meternos en el diseño. Aunque Puertos haya dado el visto bueno, no es una entidad que sepa de Patrimonio. Es el Ayuntamiento el que tiene que velar por él”.

Ha destacado que “estamos hablando de un puerto que tiene un valor extraordinario y de los mejores conservados de España”. En este sentido, ha defendido que “el casco antiguo hay que mantenerlo como está para que la historia del municipio perdure de cara a las próximas generaciones. No es para poner cosas en las que la gente se haya un ‘selfie’”.

Además, “creo que el puerto está dentro de la protección del patrimonio, aunque también es cierto que, desafortunadamente, no se ha respetado nunca en este enclave”.

Considera Aguirre que “lo que se ha colocado es un bulto incómodo para la gente que se mueve por ahí y que, en años, puede llegar a ser peligroso si no se mantiene”. Ha recordado que “hay antecedentes y, como ejemplo, el barco que se instaló en Ostende en homenaje a los marineros y que tiene numerosos desperfectos”.

En este caso, “estamos hablando de una estructura de hierro que se va a ver sometida al salitre, la lluvia y el viento. Veremos a ver cómo está en tres años”.

Para terminar, “no entiendo ese afán ahora de homenajear a los balleneros, cuando no sé hasta qué punto Castro tuvo mucha importancia ballenera. Las referencias consultadas al respecto indican que no y creo que no hay ningún castreño que pueda decir ahora que desciende de balleneros”.

Por el contrario, “existen proyectos que podrían avanzar en pos del prestigio de Castro Urdiales como puerto pesquero y servir a la vez de homenaje a sus marineros. Un proyecto en el que se puede invertir el dinero y que además atraerá al turismo desde una posición de largo más edificante, es la instauración de un Museo Municipal de la Pesca o de la Mar, para lo que la ciudad cuenta con numerosos entusiastas, piezas de coleccionista y estudiosos, y resultará mucho más duradero y provechoso a los pescadores”.