EL PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN DE COFRADÍAS DE CANTABRIA CREE QUE “ES CUESTIÓN DE TIEMPO QUE PARE LA ACTIVIDAD PESQUERA”

541

El presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Cantabria, Miguel Fernández, considera que “es cuestión de tiempo que pare la actividad pesquera”, incluso no descarta que sea antes de que acabe la costera del verdel que está activa en este momento.

Así lo ha señalado en declaraciones a Castro Punto Radio. De momento hay “normalidad relativa” en las cofradías en cuanto a la actividad y al número de trabajadores en los barcos pero, “hay que tener en cuenta que hay embarcaciones de cerco con 16-17 personas a bordo en 24 metros y es complicado cumplir las distancias, sobre todo teniendo en cuenta la forma de trabajo que hay que llevar a cabo”.

Por otro lado, se complica también la actividad normal durante las subastas del pescado. En Santoña, Cofradía que Fernández preside, se han establecido una serie de protocolos “como atención telefónica en las oficinas o reducción de personal para las subastas. También se ha pedido a los compradores que acudan solos”. Sin embargo, todo el personal necesario para la actividad hace que se concentren muchas personas en las instalaciones.

De momento no se ha dado ningún positivo en cofradías de la región, pero “si se detectara algún caso en la de Santoña, yo tomaría la decisión de cerrar”.

A los barcos se les ha recomendado que no salgan de Cantabria y no acudan a vender a puertos del País Vasco. Además, “estamos esperando una normativa que hemos solicitado a la Secretaría General de Pesca para que, por ejemplo en cerco, donde se establecían 1.500 kilos de verdel al día con un tope máximo de 3.000 kilos, se quite lo de ‘al día ‘para que los barcos grandes lo pesquen en una sola jornada y el resto de la semana estén amarrados”.

Al margen de la cuestión de salud, que es la primordial y más importante, “por el momento, las cofradías están funcionando más o menos normalmente porque estamos en verdel y el mayor porcentaje va para cámaras frigoríficas. Ahora bien, en el momento que la flota de bajura vaya a otras especies, ¿quién lo va a comprar si toda la hostelería está cerrada”.