EL PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN DE COFRADÍAS TEME QUE LOS BARCOS CÁNTABROS PUEDAN PERDER LA MITAD DE KILOS DE VERDEL POR TRIPULANTE

MIGUEL FERNÁNDEZ LAMENTA QUE NO ESTÁ PERCIBIENDO APOYO DE LA CLASE POLÍTICA

225

Tras la dura carta que remitió ayer a la secretaria general de Pesca del Ministerio de Agricultura, Alicia Villáuriz, referente a la cuota de verdel en el Cantábrico-Noroeste, hoy hemos hablado en Castro Punto Radio con el presidente de la Federación de Cofradías de Cantabria, Miguel Fernández.

En la misiva, dejaba claro que se había rebasado el límite de la paciencia de la flota de nuestra región y anunciaba movilizaciones “en caso de que el Gobierno mantenga el compromiso alcanzado con la flota asturiana y gallega para modificar el plan de gestión de la caballa y, como parece, transferir a ambas comunidades una parte de la cuota asignada a Cantabria”.

Para el próximo 11 de abril se ha convocado una reunión en Madrid con los representantes de la pesca de las cuatro comunidades autónomas implicadas (Cantabria, País Vasco, Galicia y Asturias) en la que “dicen que van a tratar la apertura del verdel en artes menores, porque entienden que los criterios socio-económicos han cambiado”. A Fernández le parece bien, pero ha defendido que “si se abre el melón, que se abra para todas las especies y todos los tipos de barcos y con los mismos criterios. No sólo para el verdel y la flota de artes menores”.

Fernández ha dejado claro que “no vamos a permitir que, después de recorte tras recorte, venga ahora una Secretaría General y diga que hay que volver a revisar el porcentaje y sólo de artes menores. Hasta aquí hemos llegado y no estamos dispuestos a que nos quiten más de lo que nos han quitado ya”.

Y es que, siguiendo criterios históricos en cuanto a aquellas comunidades autónomas que tradicionalmente faenaban el verdel, en el reparto del cupo, Cantabria y País Vasco tienen más cantidad. En concreto, “nosotros tenemos asignado el 25,70% de la cuota, el País Vasco el 42%, Asturias el 14% y Galicia el 17%”. La intención de la Secretaría General es “hacer una revisión de esos cupos para darles más a los que tienen menos”. Fernández teme que “nos bajen a nosotros a un 15% y eso no lo voy a permitir”. De materializarse esas sospechas, “nos podríamos quedar, en artes menores, con un cupo de verdel de 2.500 kilos por tripulante. Este año hemos tenido 6.700, que ya es bastante menos de los más de 10.000 kilos que tuvimos en 2018”.

Fernández ha insistido en que “no vamos a permitir que se abra el melón sólo del verdel. Si se abre, que se retoque todo”, en relación a otras especies como la merluza o el besugo, de los que asturianos y gallegos tienen la mayor parte del cupo en base a esos mismos criterios históricos.

La flota cántabra va a esperar a lo que suceda en esa reunión del 11 de abril y, tras ella, decidirán qué movilizaciones convocan en caso necesario. De todas formas, “hoy tenemos una reunión de la Federación y, con todos los presidentes de las cofradías decidiremos sobre la posibles medidas a tomar”.

Para terminar, Fernández ha pedido a la clase política cántabra “apoyo” en esta causa porque “ellos tendrían que defender a su gente”. Echa de menos pronunciamientos políticos en este sentido como, asegura, “sí se han producido en Asturias donde han defendido lo suyo en la prensa de esa región”.