SE ELIMINA EL PASO DE CEBRA DE LA BARRERA (FRENTE AL RESTAURANTE CHINO) POR LAS OBRAS DE LOS TÚNELES DE OCHARAN

SE CONTEMPLA COLOCAR UN CEDA EL PASO EN LA RONDA PARA DAR PREFERENCIA A LOS COCHES QUE SUBAN POR ANTONIO BURGOS

45

Con el inicio de las obras de los túneles de Ocharan, el paso de vehículos y peatones por la zona quedó cortado, lo que obligó al Ayuntamiento a redistribuir la circulación y a desviar los coches hacia Menéndez Pelayo.  Pasados varios días, se ha comprobado que los atascos que se forman son muy importantes y ha habido que actuar de nuevo, implantando medidas para evitar esos problemas en el tráfico.

Sobre todo ello ha dado detalles hoy en Castro Punto Radio el subinspector de la Policía Local, Antonio Arizmendi. Antes, ha explicado que “sabíamos que las obras iban a tener sus consecuencias pero, para actuar, se han tenido que analizar previamente cuáles eran esas consecuencias y las horas de mayor impacto”. Para ello, los agentes han realizado trabajo de campo con presencia en distintos puntos “para valorar cuánto tardaban los vehículos en llegar a la zona centro, el momento de máximas retenciones y la longitud que tenían las caravanas”.

Estudiado todo eso, “se ha detectado que los momentos de mayores retenciones eran hacia las 13:00 horas y de 17:30 a 20:30, con un pico entre 18:30 y 19:30 horas. La caravana ha llegado a alcanzar un kilómetro cien metros aproximadamente y, en el pico de máxima intensidad, los coches tardaban unos 12 minutos en llegar al cruce del centro”.

Para paliar esos problemas, “desde ayer por la mañana, los semáforos de las calles Menéndez Pelayo, La Ronda y Díaz-Munío se han reprogramado para que se mantengan en verde para los vehículos unos 15 segundos más. Se tomó nota y el tiempo de llegada de los coches, en los picos más complicados, se redujo a 9 minutos, tres menos que antes”.

De momento, la medida “va a estar activa de lunes a viernes en esos periodos de tiempo de mayor tráfico. Si se detectaran problemas los fines de semana, actuaríamos también”.

Por otra parte, se ha eliminado, aunque “de forma provisional”, el paso de cebra que había a la altura de La Ronda número 50 (en La Barrera, frente al restaurante chino). “Habíamos notado que cuando estaba en verde el semáforo anterior, los coches quedaban retenidos en este paso, lo que empeoraba las retenciones”.

Además de todo eso, “se producen atascos en la calle Díaz-Munío coincidiendo con la salida de alumnos del instituto Ataúlfo Argenta. Los padres van con los coches y atascan bastante la zona”. Por tanto, la Policía “va a ir a regular esa calle, en torno a las 14:45, para agilizar el tema y que los coches no obstaculicen”.

De momento, ésta son las medidas que se ponen en marcha. Hay otras en el listado que se irán aplicando en función de las necesidades. Entre ellas, “se ha pensado colocar un ceda el paso en La Ronda, en el cruce con Antonio Burgos (junto a la tienda Carel), para que los coches que circulen dirección Bilbao cedan el paso a los que vayan en la otra dirección y quieran subir hacia Leonardo Rucabado. Una vez arriba, se plantea poner otro ceda para que tengan preferencia los que suben por Antonio Burgos para incorporarse a Leonardo Rucabado”. Se instalaría donde se muestra en la imagen:

También se está barajando la posibilidad de “implantar un servicio de información, como hace la DGT, de forma que los ciudadanos que vayan a llegar a Castro puedan llamar a la Policía para consultar cómo está el tráfico en ese momento y por dónde es más recomendable entrar a la ciudad”.

Arizmendi ha señalado que “somos conscientes de que la cosa puede empeorar en Semana Santa o verano, pero primero tenemos que ver qué sucede para implantar medidas después”. Ha aprovechado para recomendar a los ciudadanos que, “en la medida de lo posible, en las horas más complicadas de tráfico, eviten coger el coche para venir de Cotolino al centro”.

Imágenes del paso de cebra eliminado y del punto en se que se colocaría el ‘ceda el paso’.