SE INICIA LA TRAMITACIÓN AMBIENTAL QUE PERMITIRÁ LA REGULARIZACIÓN DE 173 VIVIENDAS EN LA LOMA

PARA EL CONCEJAL DE URBANISMO "SE AVANZA EN NORMALIZAR LA SITUACIÓN DE LAS VIVIENDAS EN UNA ZONA QUE HA ESTADO INVOLUCRADA EN UN MACROJUICIO PENAL QUE HA QUEDADO EN NADA"

528

El Ayuntamiento de Castro Urdiales inicia la tramitación ambiental de la modificación puntual del Plan Parcial del Sector 1 del SUNP-3, es decir, La Loma. Se trata de “un paso más para la regularización urbanística de esta zona y poder normalizar la situación de los propietarios de las 173 viviendas construidas, con previsión de llegar a edificar 210”, según el concejal de Urbanismo, Alejandro Fernández, en nota de prensa.

Con fecha 5 de septiembre de 2001, tras la aprobación de la Comisión Regional de Urbanismo de Cantabria, se publicó en el BOC la aprobación definitiva del Plan Parcial del SUNP-3. Como destaca el concejal del área, “la modificación que ahora se hace absolutamente necesaria viene motivada por distintos aspectos que se describen. Por una parte la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria de 5 de noviembre de 2007, que ratificó la invasión del instrumento urbanístico aprobado (Plan Parcial) en un suelo clasificado por el Plan General como rústico-no urbanizable en superficie de 3.612 metros cuadrados. Como consecuencia, es necesario ajustar la delimitación del ámbito Plan Parcial”, explica en primer lugar Fernández.

Por otra parte, “es necesario adaptar el Plan Parcial a la Modificación Puntual número 22 del PGOU relativa a la vinculación del sistema general de abastecimiento de agua potable a los suelos urbanizables SUNP-3, SUNP-4, SUNP-7 y SUNP-12, aprobada definitivamente en enero de 2017. Ahora no es justificable técnicamente la construcción de un depósito de agua interno en el SUNP-3 (contemplado en el Plan Parcial actual), ya que se vincula al que se está construyendo en el monte Cueto”.

También, tal y como indica la propia modificación 22 del PGOU, “es necesario modificar los Planes Parciales de los SUNP involucrados para incluir en ellos el coste correspondiente de la construcción del citado depósito. En el caso del Sector 1 del SUNP-3 supone incluir un coste de cerca de 509.000 euros”, apunta Alejandro Fernández.

Las últimas cuestiones que se modifican son “la necesidad de permitir que en los espacios libres se puedan ubicar infraestructuras de utilidad pública y eliminar unas zonas que preveían para infraestructuras y que no son necesarias”.

Contratada por el Ayuntamiento, “la redacción de este documento y teniendo el visto bueno de los servicios técnicos municipales y ha sido enviado a la CROTU para iniciar el procedimiento de evaluación ambiental estratégica simplificada según lo estipulado en la Ley de Evaluación Ambiental.Por tanto, comienza así la tramitación de la modificación del último instrumento urbanístico que es necesario modificar para regularizar este Sector”.

Por último, finaliza Fernández, “ya sabemos que hasta hace poco el SUNP-3 ha estado involucrado en un macrojuicio penal que finalmente ha quedado en nada. Poco a poco se va avanzando y cada vez está más cerca la regularización urbanística total de la zona y que los vecinos y vecinas puedan disfrutar de todos los servicios y normalizar la situación de las viviendas que compraron y en las que muchos viven actualmente”.