EL SERVICIO DE BAÑO ADAPTADO HA REGISTRADO ESTE VERANO 152 USUARIOS

175

El Ayuntamiento de Castro ha hecho balance del servicio de Baño Adaptado, que ha gestionado la DYA, entre el 1 de julio y el 15 de septiembre, en la playa de Brazomar.

Como se informa en nota de prensa, “en el transcurso de los 55 días efectivos en que se ha prestado durante el verano, ha recibido a 152 usuarios, menos que en ediciones anteriores debido a la situación de pandemia. Del total, se han registrados 92 baños con la silla anfibia (37 en julio, 45 en agosto y 10 en septiembre), 19 servicios de acompañamiento y apoyo al baño para personas con deambulación dificultosa y 5 préstamos de muletas anfibias. El resto de usuarios, 36, hicieron uso únicamente de la zona de estancia habilitada para el baño adaptado”.

La media de usuarios diaria, si se tienen en cuenta los 55 días de servicios, ha sido de 2,02. Sin embargo, “los baños se demandan casi exclusivamente en días soleados, y estos han sido únicamente 31 durante el periodo del 1 julio al 15 de Septiembre. Con todo, la media se eleva a 3,58 baños por cada día del periodo de prestación del servicio que ha presentado las condiciones meteorológicas óptimas”.

Al igual que en campañas anteriores, “se ha puesto especial empeño en conseguir la participación de las personas mayores, habida cuenta de la bondad que supone la actividad para este colectivo. Bondad contrastada y ratificada por diversos profesionales de centros y residencias de nuestro municipio”, destaca DYA Cantabria.

Tanto desde el Consistorio como desde DYA se estima que, “la previsión a futuro para próximas campañas es halagüeña, ya que el servicio ya se puede considerar consolidado en nuestro municipio y se han salvado las dificultades que conlleva los inicios de la prestación de un servicio de esta naturaleza hasta que es asumido como habitual por parte de los usuarios, sus acompañantes y demás visitantes de la playa”.

Para finalizar, desde el Ayuntamiento se quiere “agradecer el empeño y la labor prestada por parte de la DYA en este servicio, con el que conseguimos que personas mayores o con discapacidad puedan disfrutar de nuestra playa y de baños en el mar un verano más”.