EL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA VALIDA EL CONTRATO DEL CASTROBÚS DE 2019, QUE FUE RECURRIDO POR LA CONCESIONARIA

PARA CASTROVERDE “EL PSOE SE QUEDA AHORA SIN DISCULPA PARA EXIGIR LA RENOVACIÓN DE LA FLOTA, CUYO PLAZO CONCLUYÓ EN MARZO DE 2020”

336

CastroVerde informa en nota de prensa que “el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ha desestimado la demanda de la concesionaria del Castrobús para anular el contrato, que lo recurrió pese a haber sido la ganadora de la licitación del contrato en abril de 2019. Se le condena además en costas”.

Previamente, “la empresa había recurrido la adjudicación ante el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales (Ministerio de Hacienda) que igualmente dio la razón al Ayuntamiento, tras lo que elevó la demanda al Tribunal Superior de Justicia”.

Ahora, la sentencia firmada el 6 de noviembre, “ratifica el expediente iniciado en 2017 para contratar el servicio del Castrobús, que tuvo una tramitación llena de alegaciones y obstáculos para su aprobación, especialmente de la propia empresa concesionaria, que presta el servicio desde 2003”.

El fallo judicial, como señala CastroVerde, “echa por tierra la estrategia de la concesionaria para hacer caer el contrato y resarcirse así de la obligación contractual de suministrar autobuses nuevos, pese a que se comprometió a ello en su oferta de enero de 2019”.

La renovación de la flota, “que fue el principal objetivo de la licitación del servicio llevada a cabo durante el mandato de CV, es, además de una obligación contractual, una necesidad urgente por el paupérrimo estado de los autobuses, cuyas consecuencias padecen los usuarios y los propios conductores”.

Del mismo modo, “el PSOE se queda sin disculpa para exigir la renovación de la flota cuyo plazo concluyó en marzo de 2020, y desde entonces se ha plegado incomprensiblemente a las excusas de la empresa para no entregar los vehículos”.