EL VEHÍCULO DE CONTROL DE VELOCIDAD Y ALCOHOL DE LA DGT ESTARÁ EN CASTRO EN MAYO Y JULIO 

319

El vehículo itinerante que la Dirección General de Tráfico ha habilitado para realizar controles de alcohol y velocidad en ocho municipios de Cantabria estará en Castro Urdiales en varias semanas de los meses de mayo y julio, atendiendo así a la petición realizada desde la Jefatura de Policía Local del municipio.

Así lo ha señalado en Castro Punto Radio el responsable de la DGT en Cantabria, José Miguel Tolosa. Ha explicado que se trata de un vehículo “que estaba asignado de forma fija a un ayuntamiento concreto y que ahora se ha dotado con unos medios más avanzados, como un radar fijo cuya antena va oculta en el frontal del coche y un equipo para control de alcoholemia”. Esta dotación “se ha ofrecido a distintos consistorios y ha habido ocho voluntarios a los que llegará de forma rotativa”. La idea es que permanezca en cada municipio un mes y medio aproximadamente “pero no de forma continuada, sino fragmentado en el tiempo”. La única petición que se hace desde Tráfico a las policías locales que lo vayan a utilizar “es que realicen alguna campaña de control y que se saque partido a la dotación”.

Será el personal propio de cada ayuntamiento, en concreto los agentes de policía, los que se encarguen de gestionar este vehículo el tiempo que esté en cada municipio.

Tolosa ha resaltado que “la vigilancia es muy importante y se trata de controlar la velocidad y el consumo de alcohol, que generan un número importante de accidentes a lo largo del año”.

Ha dejado claro que este tipo de medidas “no tiene ningún fin recaudatorio. Son vehículos que van rotulados con el logo de la DGT y se van a ver. No hay intención de ocultarse detrás de una esquina, sino que ser visibles porque lo que queremos es que la gente adecue su velocidad a las circunstancias de la vía”.

Al margen de este asunto, Tolosa ha recordado que Castro cuenta con una furgoneta asignada por la Jefatura Provincial de Tráfico de forma continuada. Se trata de un vehículo normal que no tiene instalado ningún equipo de control. “Los agentes lo pueden usar para lo que quieran. Pueden patrullar o hacer controles de alcohol o velocidad, pero con los equipos con los que cuenten en la Comisaría”.

El único sistema que aún no tiene la Policía Local en Castro es el de control de consumo de drogas. “No se ceden por parte de la DGT, sino que se tienen que adquirir por los ayuntamientos. Sé que en Castro hay voluntad de hacerlo. De hecho, estamos impartiendo formación sobre el uso de ese tipo de equipos y están viniendo agentes de Castro”.